La cuenta del fundador de Twitter, hackeada con mensajes racistas y violentos

Jack Dorsey, cortesía de Wikipedia

Los ciberataques son algo frecuente en las redes sociales, pero esta vez le ha tocado de lleno a uno de los grandes. Y es que el fundador de Twitter, Jack Dorsey, ha visto cómo su cuenta oficial de la red social ha sido hackeada con mensajes racistas y de contenido violento.

Estos mensajes han durado sólo 20 minutos en la cuenta oficial de Dorsey, @jack, tiempo en el que se han eliminado. Tras este hackeo, Twitter ha emitido un corto comunicado informando sobre el ataque que ha sufrido esta cuenta y de que están investigando qué ha sucedido.

Según ha informado Reuters, la cuenta de Twitter de Jack Dorsey comenzó a publicar mensajes con contenido racista, entre ellos la “palabra N”, que tiene fuertes connotaciones negativas para la comunidad afroamericana.

Pero los mensajes no sólo fueron de contenido racista, sino que también tuvieron algo de contenido violento, como falsas amenazas de bombas en las oficinas de Twitter e incluso se compartieron imágenes ofensivas con contenido discriminatorio hacia diferentes colectivos. También algunos mensajes hacían referencia a Hitler argumentando que “era inocente”,  otros iban dirigidos contra los judíos.

Los más de 4,5 millones de seguidores de Dorsey en su cuenta oficial de Twitter han podido leer estos mensajes con contenido racista y violento, así como enlaces que habrían sido publicados por los propios hackers para que así accedieran a su perfil.

De acuerdo con Reuters, la cuenta de Dorsey publicó un hashtag que también se utilizó durante los hackeos a las cuentas de varios creadores de Youtube que se registraron la semana pasada.

La agencia de noticias indica que este ciberataque subraya las vulnerabilidades potenciales en esta plataforma que se utiliza muy a menudo por líderes mundiales y políticos, incluyendo el propìo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Además, llega en un momento en el que las empresas de las redes sociales se enfrentan a problemas sobre la seguridad, la gestión de las redes sociales o los problemas de privacidad de sus usuarios, sin olvidar todo lo relacionado con la seguridad de sus usuarios.

Según esta agencia, los tuits parece que se enviaron a través de Cloudhopper, un servicio de mensajería móvil que Twitter compró en 2010, pero esta información todavía no ha sido confirmada por Twitter.

No es la primera vez que la cuenta de Dorsey se ha visto comprometida. Y es que en 2016 su cuenta sufrió otro ataque por un grupo de piratas informáticos que también se cebaron con el CEO de Google Sundar Pichai o el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.