La efectividad de los emails transaccionales de tu negocio online por @Mailjet_es

Ana Rizquez - Blogger en TodoStartupsSe considera como “transaccional” cualquier correo electrónico relacionado con un negocio o una aplicación web que sea propio al funcionamiento de dicho negocio o página web. Por ejemplo, un correo electrónico de registro para confirmar un pedido o un mail con la factura de una compra online.

El email transaccional tiene una velocidad de reacción (apertura y clics) en sus receptores mucho mayor que la que se obtiene con una Newsletter o con un correo electrónico promocional. Pese a estos datos, muy pocos expertos en marketing saben sacar provecho a su gran potencial de venta y fidelización de clientes.

¿Por qué ocurre esto? Lo más probable es que sea porque los emails transaccionales no están siendo gestionados por el equipo de marketing, sino que  simplemente se están enviando a través del CMS de la empresa  y no a través de una herramienta especializada en email marketing.

Además de ser una fuente de ingresos adicionales y ofrecer una gran ventaja competitiva basada en su alta entregabilidad, los emails transaccionales tienen otras ventajas:

Reducen la carga de trabajo del servicio de atención al cliente

Al proporcionar información y herramientas útiles en tus correos electrónicos transaccionales, podrás reducir bastante el número de llamadas al servicio de atención al cliente.

Refuerzan la imagen de marca

Cada interacción con tus clientes es una oportunidad para reforzar la imagen de tu marca. Los emails transaccionales no sólo son oportunidades para obtener tasas de apertura y clic por encima de la media, sino que son los pilares del funcionamiento de tu negocio online, ya que hacen llegar a tus clientes confirmaciones de pago, confirmaciones de suscripción, notificaciones de entrega… Por tanto, este tipo de mails merecen una atención especial: su diseño y la imagen de marca que transmiten son clave.

Consolidación de la experiencia del usuario

La satisfacción de tus clientes es el reto diario de tu negocio y además debería ser un elemento de diferenciación frente a tus competidores. Esa satisfacción debe mantenerse en todo el proceso de compra, también después la compra. Si ofreces en tus emails transaccionales información y elementos útiles, además de estructurar bien el contenido tal y como aconsejábamos en el artículo “Estructura de los mensajes transaccionales”, conseguirás mejorar significativamente la experiencia del usuario en tu negocio online.