La revolución de lo móvil

    La revolución de lo móvil

    El mundo de la electrónica da saltos tan avanzados que es difícil prever en qué terreno nos moveremos dentro de 3 o 4 años. Esto se ha ido observando desde la invención del primer ordenador, el cual ocupaba una habitación casi completa.

    Posteriormente, al ordenador de sobremesa, que abrió la posibilidad de utilización doméstica. Este ordenador pasó a ser portátil, para ayudarlo a ser más práctico para personas que lo usasen para trabajar. Finalmente, estos dispositivos han pasado a ser totalmente móviles, ampliando el espectro de público ya a todo el mundo.

    Esto es un hecho, ya que, según un estudio del Instituto Nacional de Estadística, los dispositivos móviles ya constituyen la principal fuente de acceso a la red en España, por delante de los equipos de mesa. El 71,2% de la población española es usuario frecuente de internet, por un 93,5% del total en el mundo.

    La revolución de lo móvil ha supuesto que muchas tiendas online consideren como comercio sobre electrónica únicamente a los dispositivos móviles, dejando de lado productos como portátiles u ordenadores de sobremesa, ya que consideran que son los que le pueden proporcionar un mayor volumen de ventas. Así lo reflejan los datos, ya que en 2013 hubo un descenso de ventas de hasta el 10% de PCs, al contrario que las tablets o smartphones más económicos, los cuales se prevén que aumenten las ventas en 2015 hasta un 20%.

    Además, esta parcela se ha convertido en toda una potencia, ya que ha conseguido que se creen empresas tanto directa como indirectamente relacionadas con el sector. Las compañías electrónicas dedican todos sus esfuerzos a mejorar sus modelos.

    Las compañías telefónicas centran sus campañas en la mejora de la velocidad de internet en los móviles. Las empresas informativas han adaptado sus versiones digitales a smartphones y tablets, ya que son conscientes que representan a un gran número de sus visitas.

    Quién sabe qué nos depararán las nuevas tecnologías como sustitutos de las tablets o smartphones. Actualmente, las previsiones reflejan un fuerte auge de los relojes inteligentes con capacidades similares a las de un smartphone normal, con la ventaja de ser mucho más práctico. No obstante, los gurús de la electrónica aún son escépticos, ya que es muy arriesgado predecir el avance de la electrónica en los próximos años.