La seguridad de los servicios en la Nube: Caso fax por internet por @FonVirtual

    Ana Lopez - Blogger en TodoStartupsLos servicios en la nube son, por definición, servicios prestados con máquinas (Hardware) que no se encuentran bajo nuestro control físico directo y eso da cierto respeto ya que por alguna razón pensamos que la seguridad de nuestros datos o la fiabilidad del servicio son menores.

    Obviamente, este factor depende directamente de quien sea el proveedor de los servicios de fax por Internet ya que, en efecto, podría resultar que se trata de dos jóvenes que han montado unos servidores en el garaje de su casa.

    Pero, caricaturas aparte, la realidad es que cualquier empresa profesional que preste servicios en la nube y concretamente de fax por Internet se ha tenido que dotar previamente de una infraestructura y alojarla en centros de datos que están especializados en el cuidado y mantenimiento de las máquinas de sus clientes.

    Estos centros de datos ofrecen las garantías de seguridad de acceso, seguridad anti-incendios, grupos autónomos de generación de electricidad, mantenimiento de condiciones de temperatura y humedad etc. que ofrece todas las garantías posibles para que ningún factor externo pueda afectar a los servidores y por tanto a la calidad del servicio de fax por Internet.

    Además, disponen de protocolos que les permite actuar en determinadas circunstancias a requerimiento del cliente o según determinadas circunstancias por ejemplo reiniciando o sustituyendo una máquina que da problemas por lo que el servicio de fax por internet no se vería afectado de manera significativa.

    Pero si se quiere llegar aún más lejos en términos de seguridad de los servicios en la nube, lo ideal es contar con varios centros de datos distantes físicamente y balancear la carga entre ellos de manera dinámica de forma que, en el improbable caso de que un centro de datos, caiga, el servicio de fax por Internet pueda continuar siendo prestado en otros centros de datos.

    Lógicamente, esta estructura de varios centros de datos redundados, requiere una mayor inversión por parte del proveedor de servicios en la nube de fax por Internet pero es la única garantía de que el servicio no se interrumpirá nunca y si lo hace, la incidencia durará tan sólo unos segundos.