Las Empresas Naranjas (Exprimidas) por @JoseRuizPardo

    Éxito Emprendedor, Emprendedores, motivación, StartupsPues no lo entiendo. Tras una ley de emprendedores coja, que se llama de apoyo al emprendimiento pero que apoya poco a los emprendedores y más a negocios consolidados (que no está mal, pero le falla el nombre), ahora viene el subidón.

    ¿De qué?, porque desgraciadamente estamos acostumbrados a las subidas. Me estoy refiriendo al aumento en las bases de cotización. Cada día necesitamos más empresas que generen empleo, pero cada día es más caro ser emprendedor.

    Que sí, que sí, que hay que equilibrar el déficit de la seguridad social, sí. Pero tratar de equilibrarla con medidas que asfixian la contratación me parece más medida de desequilibrio que lo que realmente se pretende. Porque por mucho que aumenten las bases de cotización, hay cada vez menos empleados. Pues se recaudará menos y no más como se pretende.

    De todos los que esperaban la ley de emprendedores para dar el paso, solo lo hicieron aquellos a los que no les ha quedado más remedio. La mayoría de ellos no generará empleo. Solo su malpuesto de trabajo con el que más o menos sobreviven hasta que encuentre otra oportunidad. Y ahora, para rematar, con esta subida se lo ponemos un poco más difícil a aquellas que consigan pasar el primer maltrago y se consoliden. A pagar más, o sea, a complicar que se contrate y por tanto que se reduzca el paro.

    Sentado delante de un ordenador escribiendo es muy fácil decir cosas, que dirán los responsables de las cuentas. Pues seguro que sí. Seguro que yo no veo los desequilibrios que se ven en los ministerios. Ni tengo la presión de cumplir con los objetivos de déficit. Ya se que es cuestión de prioridades y lo primero es equilibrar ingresos y gastos, ya.

    El problema es que tratando de equilibrar las cuentas a corto plazo nos estamos cargando el poder equilibrarlas a largo. Porque las empresas a las que estamos asfixiando cada día un poco más para cumplir con las cuentas hoy, son las que tienen que generar empleo y beneficios mañana para que el estado pueda recaudar más.

    Me parece muy bien que la prioridad 1 sea cumplir los criterios de déficit. El problema es que si seguimos pensando en el corto plazo no lo vamos a conseguir nunca. Porque cada vez que nos desviamos apretón, hasta que un día por mucho que se apriete, como le pasa a las naranjas ya no salga más zumo. Entonces ya será tarde.