Las numerosas ventajas de la experiencia de usuario

    Las numerosas ventajas de la experiencia de usuario

    En la década de los 80 comenzó a tener fuerza el término de usabilidad y experiencia de usuario, pero por si hay alguien que aún no está familiarizado con este término comenzaré por definirlo.

    ¿Cuándo hablamos de usabilidad, a que nos referimos? Pues nos referimos a la facilidad con que las personas pueden utilizar una herramienta en particular. Centrándonos en la usabilidad web podemos decir que es el área de conocimiento que estudia el comportamiento de los usuarios al interactuar con aplicaciones, webs o plataformas en internet.

    Lo idóneo, en un mundo donde el comercio on-line está en plena expansión y evolución, es hacer estas webs y plataformas lo más comprensibles y cómodas posibles, adaptarlas a las necesidades de nuestros clientes y hacer que su experiencia de usuario sea la mejor posible para poder beneficiarnos de todas sus ventajas.

    Entre las numerosas ventajas de una buena experiencia de usuario encontramos:

    • Aumento de las conversiones web, es decir, se incrementará el número de conversiones de visitantes de la web a clientes.
    • Mayor rapidez en la realización de tareas.
    • Reducción de pérdidas de tiempo y errores cometidos en el uso de la web por parte de los usuarios.
    • Mejora la imagen y el prestigio de la empresa.
    • La usabilidad web nos ayuda a crear y mantener una ventaja competitiva.
    • Una web más usable, con contenidos de calidad hace que mejore tu posicionamiento en internet con las ventajas que esto produce, como sería mejorar tu visibilidad.

    Y con total seguridad, el conjunto de todas estas ventajas hacen que la experiencia de usuario se convierta en una efectiva arma de ventas. Se consigue incrementar las ventas online y por lo consiguiente, un aumento de los beneficios de las ecommerce.

    Después de esta pequeña introducción a la usabilidad y experiencia del usuario, nos queda claro que debemos mejorarla e incrementarla para ser más visibles y competitivos y os surgirá la pregunta de si lo estáis haciendo bien y cómo poder mejorar ¿no? La manera más sencilla es invertir en usabilidad a través de la realización de test de usabilidad remotos. Nielsen nos recomienda que la inversión en usabilidad debe ser en torno al 10% del presupuesto del proyecto, pero para que esta inversión sea eficiente debe realizarse en cada fase del ciclo de vida de desarrollo del producto.

    Ya lo dijo Nielsen “Cada inversión en usabilidad del 10% del costo de un proyecto genera un promedio de mejora del 83% en las métricas de una interfaz”.