Las recomendaciones: Claves para comprar por @Espe_Fdb

    Esperanza Fuentes - Blogger en TodoStartupsDecidirse por una compra (ya sea en la tienda física u online) no es fácil. La variedad de modelos de un mismo producto, las prestaciones de unos u otros artículos o decantarse por una marca o la contraria son elementos que crean mil dudas en un consumidor para el que el precio ya no es el único valor importante.

    La opinión de amigos o conocidos se ha convertido en el catalizador para que se efectúe la compra más adecuada a las necesidades y requerimientos del consumidor.

    Si hace un par de años los datos apuntaban a que más del 60% de los españoles reconocía que si un familiar o amigo le recomendara un producto sería más probable que lo adquiriera (según un estudio de Omnicom), en 2013 la cifra asciende al 75%. El “boca-oreja” (físico y virtual) sigue siendo el medio más efectivo para garantizar el éxito de un producto.

    En Internet, los usuarios han encontrado una fuente ingente en la que hallar informaciones y opiniones sobre los productos o servicios que le interesan así como emitir sus propias valoraciones.

    Según el estudio “State of the Art del WOM en España”, realizado por la consultora Target-Empirica, en los últimos tres meses, 3 de cada 4 internautas compraron por recomendación. Las fuentes más fiables para estos consumidores suelen ser los foros, blogs y redes sociales. Medios en los que es posible discutir y establecer un diálogo.

    Con todo ellos se ha dado forma a un nuevo concepto: el social shopping. Redes que unen la versatilidad y los contacto de una red social con la posibilidad de comprar, recomendar, conseguir ofertas, comparar, etc. En estas plataformas de social shopping se favorece la interacción entre los usuarios y se aprovecha la información que estos generan para compartirlas con la red de contactos y con otros usuarios de gustos similares. Snoox, The Find, Moodyo o Mouthee son redes que han nacido bajo este prisma.

    La mayoría de ellas no sólo ayuda a los usuarios a encontrar, gracias al sistema de recomendaciones que poseen, la compra que más se ajusta a sus necesidades y en las mejores condiciones económicas, si no que también se convierten en útiles herramientas para tiendas.

    Estas plataformas conocen los gustos de los usuarios, una información valiosa a la hora de diseñar promociones y ofertas personalizadas. Las tiendas pueden saber qué gusta a qué usuario y en función de ello ofrecer los productos que más se ajusten a sus requerimiento. Se multiplican así las posibilidades de que la compra se efectúe.

    Tecnología, libros y comida

    ¿Pero sobre qué se suele pedir opinión? Al contrario de lo que pueda parecer, no es la moda. Ya hemos superado la etapa del “¿Me queda bien?”. En lo que aún estamos es en dudas y consultas de productos tecnológicos. Sí, los ordenadores, ebooks, televisiones, consolas… son los artículos que más dudas suscitan entre los consumidores (un 32% de las recomendaciones que se buscan), seguidos de los electrodomésticos y la comida.

    Pero hay otro gran nicho que busca recomendaciones en la red. Se trata de los lectores. Las recomendaciones de libros son otro de los grandes grupos de consulta antes de comprar. Prueba de ello es que el gigante Amazon ha comprados aplicaciones que recomiendan lecturas como Shelfari y Gooreads. Además, han aparecido aplicaciones como BookVibe que recopila y almacena recomendaciones de Twitter y Facebook.

    En realidad, se trata de lo que ha existido siempre: la fiabilidad de las fuentes más cercanas y conocidas. Cambian los medios, pero el fondo sigue siendo el mismo.