Live Your Elevator por @Igasesores

    Ivan Izco - Blogger en TodoStartupsCuando una startup tiene que presentar su proyecto en una ronda de inversión, una de las formas más utilizadas, y peaje que casi seguro habrá que pagar, es realizar un elevator pitch en cualquiera de sus formatos.

    La idea, el emprendedor, el pay back, datos, clientes, un buen DAFO o el cálculo de los flujos de caja son las cosas más importantes que se deben transmitir a los posibles inversores. ¿O de las cosas más importantes?

    Pensemos, que al fin y al cabo, lo que estamos comunicando es un proyecto en busca de capital semilla, es decir, proyectos en su fase más primitiva; o proyectos con una andadura muy corta que tienen poco historial y bagaje económico para poder valorar la información de la forma más objetiva posible.

    Por ello, el carácter del founder, el personal branding, y sobre todo la actitud a la hora de decir todo lo que hay que decir en esos pocos minutos es fundamental a la hora de captar la atención del público objetivo. Y por ello es fundamental, creer en tu presentación y vivirla de la forma más apasionada posible, pues al fin y al cabo nuestro “bebe”, nuestro proyecto va a ser una parte muy importante de nuestra vida a partir de ahora.

    Cualquier herramienta, gesto, o metáfora será válido para captar la atención; y toda efusividad a la hora de transmitir el mensaje será poca con tal de emocionar e involucrar a gente que posiblemente nunca haya pensado que había negocio en algo en lo que están a punto de invertir.

    Así que mirar a los ojos, mostrar seguridad (no ego), y transmitir confianza es tan importante como llevar unos datos muy estudiados y analizados.

    Y para muestra, por exageradas que parezcan, las variopintas propuestas que cada semana se presentan en cierto programa televisivo y que tratan de atraer a mentores de una elevada cualificación en cada una de sus especialidades. Desde aquí, la enhorabuena a este tipo de iniciativas que permiten acercar la cultura de las startups al público más general, y casi en prime time.

    Tratando de innovar en la gestión empresarial, acercando las tendencias más dinámicas del mundo del emprendizaje al asesoramiento. En proceso de aprendizaje hasta nuevo aviso.