Los autónomos crean un 60% menos de empleo neto que en 2018

En lo que llevamos de año, los autónomos han generado 32.761 empleos netos, cifra un 58,3% inferior al generado en los nueve primeros meses de 2018, cuando los autónomos generaron un total de 78.531 empleos netos, según datos de la Seguridad Social y analizados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, que puntualiza que este informe no tiene en cuenta el empleo generado por los autónomos societarios.

Así mientras en los nueve primeros meses de 2018 los autónomos generaron una media de 291 empleos netos cada día, en 2019 esta cifra desciende hasta 121 empleos diarios. Es decir, durante los nueve primeros meses del año, los autónomos han generado un total de 24.647 nuevos puestos de trabajo asalariado y 8.114 personas se han sumado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos lo que supone un total de 32.761 empleos netos en los nueve primeros meses del año.

Los autónomos persona física generan más de 900.000 puestos de trabajo asalariado, concretamente 911.740. Así, en lo que llevamos de año el número de empleos asalariados generados por los autónomos ha aumentado en 24.647 empleos, lo que supone un ritmo de crecimiento del +2,8%, superior al ritmo de crecimiento del régimen general (+1,9%) y del total del sistema (+1,6%).

Sin embargo, y a pesar del crecimiento, éste es también un crecimiento inferior al registrado en el mismo periodo de 2018, cuando los autónomos generaron 36.218 nuevos puestos de trabajo asalariado, lo que porcentualmente supuso un crecimiento del +4,2%.

En cuanto al número de autónomos que se constituyen como sociedades, entre enero y septiembre han crecido a un ritmo del +1,9%, lo que en términos absolutos se traduce en 23.475 nuevos autónomos societarios. En esta ocasión hay que hablar de un crecimiento superior al registrado en el mismo periodo del pasado ejercicio, cuando crecieron a un ritmo del +1,1%, lo que se tradujo en un crecimiento neto de 13.486 autónomos societarios.

Ya hay prácticamente 4,2 millones de empleos bajo el paraguas de los autónomos (3.261.153 autónomos cotizando en el RETA y 911.740 trabajadores contratados por autónomos persona física), lo que representa ya uno de cada cinco empleos que hay en nuestro país (21,7%).

De los 3.261.153 autónomos dados de alta en España a cierre de septiembre de 2019, el 39,3%, es decir, 1.282.612 personas, están constituidos o pertenecen a algún tipo de forma societaria y el 60,7%, 1.978.541 son autónomos persona física. Éstos, los autónomos persona física han descendido en lo que llevamos de 2019 en 15.361 (-0,8%). Los societarios, por el contrario, aumentaron en 23.475 personas.

El informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA compara nuevamente la evolución del colectivo en relación a 2018. Así, mientras en 2019 se pierden autónomos persona física, en los nueve primeros meses de 2018 se ganaron 28.827 autónomos. En cambio, como ya se ha comentado, el crecimiento de las sociedades ha sido mayor en 2019 que en 2018.

El Informe sobre la evolución de los autónomos persona física pone de manifiesto cómo poco a poco los autónomos se consolidan en sus negocios y las actividades de los autónomos ganan tamaño. Cabe destacar que de los 1.978.541 autónomos persona física, uno de cada cinco (el 22,2%, 438.833 personas) tienen al menos un trabajador a su cargo.

Los autónomos persona física empleadores se han incrementado en un 1,1% (+4.729 autónomos empleadores) en los nueves primeros meses de 2019, frente al descenso registrado por los autónomos sin trabajadores a su cargo, que descienden en 20.090 personas en este periodo,  un -1,3%.

Dentro de este aumento de 4.729 autónomos que tienen al menos un trabajador a su cargo, destaca que durante 2019 el mayor crecimiento ha sido el registrado por los trabajadores que tienen al menos cinco trabajadores a su cargo, que han aumentado un 7,2%, hasta situar la cifra total de autónomos persona física con al menos 5 trabajadores a su cargo en 48.509, lo que se traduce en 3.257 más que al empezar el año. Frente a este crecimiento, los autónomos con un solo trabajador a su cargo descienden en 1.120 personas.

Nuevamente, al comparar estos datos con los registrados en idéntico periodo de 2018, se comprueba cómo en ese momento – 2018 – el colectivo estaba en pleno crecimiento dentro de nuestra economía, registrando aumentos tanto los autónomos sin salariados (+14.799, +1%) como los que cuentan con trabajadores (+14.028, +3,3%).