Osper, el primer banco online para niños consigue 10MM$ de financiación

    Osper, el primer banco online para niños consigue 10MM$ de financiación

    El banco online para jóvenes entre ocho y 18 años, Osper, ha recaudado 10 millones de dólares en una ronda de financiación liderada por London Index Ventures y que se destinará a la expansión internacional del servicio bancario.

    La nueva startup británica Osper ha llegado a la sociedad británica como una nueva forma bancaria destinada a los más jóvenes de la casa, que pueden utilizarlo a través de la combinación de tarjetas de débito de prepago y apps para smartphones que son controlados por ellos mismos y por los padres, que quieren transmitir a sus hijos cómo administrar el dinero.

    Según indica TechCrunch, la compañía ha conseguido también el respaldo de la mayor celebridad de televisión del Reino Unido, Davina McCall y ha recordado que en junio del año pasado logró unas 800.000 libras esterlinas en una ronda semilla cuando formaba parte del programa de aceleración TechStars London.

    Otros de los inversores han sido Horizons Venture, Peter Jackson, director general de Travelex, y Darren Shapland, ex presidente del Banco de Sainsbury, así como empresarios que se encuentran detrás de compañías como Lastminute.com, SoundCloud y Skyscanner, entre otros.

    El servicio está dirigido a un público joven y sólo se puede contratar a través del smartphone, por lo que no cuenta con sucursales ni servicio bancario. Su tarjeta de débito de prepago está ratificada y respaldada por MasterCard y viene con una app para smartphone sencilla, tanto para Android como para iOS, que tiene conexiones separadas para el joven y sus padres.

    Los niños sólo pueden gastar lo que tienen estas tarjetas, que son controladas por los padres. El servicio de tarjetas es gratuito durante el primer año, pero después cuesta 10 libras al año y sirve para ser utilizada en compras en todas las tiendas, para retirar dinero efectivo en los cajeros automáticos y también para realizar compras online o llevar a cabo suscripciones de un servicio, tales como Amazon e iTunes. Eso sí, todas las adquisiciones pasan por la supervisión de los padres, que gestionarán en todo momento la tarjeta.

    Web: Osper.com