Para qué y cómo usar Google Analytics por @Esther_Roche

    Para qué y cómo usar Google Analytics por @Esther_RocheSi algo he aprendido, no solo gracias a mi experiencia laboral, sino también a través de los años y del coaching, es que si no eres consciente de algo, no lo puedes cambiar ni mejorar. (Curiosamente, sí lo puedes empeorar…, pero esto es harina de otro costal).

    Otra cosa que he aprendido es que para ser consciente de algo, a veces es cuestión simplemente de querer. Querer mejorar, cambiar, medir, monitorizar, estar al loro. A veces. No siempre es tan fácil. (Sobre todo cuando se trata de tomar conciencia de cosas relacionadas con nuestra persona, nuestra intimidad más absoluta. Pero esto, igual que antes, es harina de otro costal).

    ¿Para qué?

    Durante mis 10 años en American Express, y en todos los diversos puestos que desempeñé, hubo siempre un tema común: la medición. Todo se monitorizaba, medía y optimizaba. Ya en mis últimos 4 años en Amex en Inglaterra, desempeñé precisamente ese rol, el de mejora de procesos de la compañía como project manager.

    Entonces es cuando te das cuenta: ¿cómo voy a poder mejorar algo, o incluso saber si tengo que mejorarlo o no, si no soy consciente del resultado que produce? Tendré que medir los resultados primero. Como decía antes, hay que querer, primero. Querer ser consciente de lo que va mal, querer medir, querer analizar, y querer mejorar.

    Pues lo mismo es aplicable a tu web, si es que la utilizas como forma de generar negocio o marca personal. Si no usas una herramienta de medición, ¿cómo sabes si tienes poco o mucho tráfico? Y si sí la usas, pero solo para saber el número de visitas, realmente y en la práctica, ¿de qué te sirve? Solo para saber si aumenta o disminuye tu tráfico y ponerte feliz o triste, según el caso. Me imagino que habrá muchos lectores que con eso tengan suficiente, pero les voy a dar algunos “para qués” muy apetitosos, a ver si se animan a indagar algo más.

    En mi post 4 claves más de posicionamiento SEO, una de ellas es “utiliza las estadísticas”. En este post voy a ampliar ese punto.

    Antes de dar una relación minimizada de esos PARA QUÉS, déjame aclararte que cuando respondes a la pregunta ¿para qué…? haces referencia al beneficio que obtienes y no al motivo.

    ¿Para qué usar Google Analytics?

    PARA saber el origen de tu tráfico. Tanto el origen geográfico como el de internet. Aquí me voy a referir al segundo, aunque no debemos olvidar que el origen geográfico de nuestras visitas también debe ser objeto de nuestro análisis. ¿En qué te beneficia saber esto? Saber de dónde procede, te da una idea sobre si tu posicionamiento orgánico es bueno o no, sobre si tienes impacto o no al publicar tus artículos en las Redes Sociales, sobre si tus newsletters por email tienen buena acogida o no, etc.

    Si la mayoría de tus visitas provienen del tráfico orgánico, es decir, gracias a tu posicionamiento natural, por ejemplo, ¡enhorabuena! Ese es el objetivo por excelencia del posicionamiento orgánico. Si por el contrario, la mayoría de tus visitas procede de las RRSS, te tienes que preguntar: ¿qué pasaría entonces si dejo de publicar mis posts en twitter, Facebook, etc.? En definitiva, si sabes de dónde procede el tráfico sabrás qué tienes que mejorar y qué tienes que seguir haciendo igual.

    PARA saber cómo se comportan tus “visitantes” una vez llegan a algún sitio de tu web. ¿Cuánto tiempo se quedan? ¿En qué artículos o páginas? ¿Cuántas páginas ven de media? ¿Cuáles? ¿En qué te beneficia saber esto? Si supieras la principal página de destino de tu web (la que más visitas orgánicas recibe), y además supieses que la mayor parte de esas visitas “se sale”, no navega a otras… ¿qué te dice esto? Que la página en concreto está bien posicionada y tiene gancho a primera vista, pero una vez llegan ahí, se van. Esto Google LO SABE y lo tiene en cuenta. Este es solo un ejemplo de lo que podrías saber y por tanto mejorar para que tu tráfico se quede, si sabes cómo se comportan tus visitas.

    PARA saber si tus lectores repiten. Si tienes un porcentaje “majo” de usuarios que vuelven a tu web o son todo nuevas visitas. ¿En qué te beneficia saber esto? Si el 99% del tráfico que recibes son nuevas visitas, esto te está diciendo algo sobre tu página: no engancha a nadie. Necesitas que al menos un 15% de las visitas que recibe tu web sean de usuarios asiduos. ¿Sabes cómo mirar esto en Google Analytics? ¿Sabes cómo corregirlo o mejorarlo?

    Desde luego, la lista de “para qués” sería interminable, pero entre el primer y segundo puntos sobre todo, se encierran todos los demás.

    Veamos ahora brevemente el CÓMO:

    Asumiendo que ya tienes tu cuenta dada de alta (si no, aquí puedes ver cómo darte de alta en Google Analytics, por escrito y en vídeo), sabrás que tienes un panel de resumen de los datos más importantes. También puedes verlo en

    Público > visión general

    En esta vista, Google te da una serie de datos que son los más significativos:

    Sesiones, usuarios, páginas vistas, páginas por sesión, duración media de la visita, porcentaje de nuevas sesiones y tasa de rebote (si quieres ver con detalle el trasfondo de cada una de estas métricas, puedes consultar mi “mini-curso” en 4 posts sobre Cómo usar Google Analytics).

    Lo más importante, a mi modo de ver, es el número de páginas por sesión, la duración media y la tasa de rebote. En realidad, están muy vinculadas entre sí.

    Número de páginas por sesión: lo dice el mismo enunciado, es el número de páginas que ve un usuario en una sesión dada. Cuantas más páginas vistas por sesión, mejor, claro. Quiere decir que los usuarios navegan, les interesa lo que están descubriendo. En dependencia de este número, tu tasa de rebote será más o menos alta. La tasa de rebote, cuanto más alta, peor. Lo vemos más adelante.

    La duración media de la visita te dice cuánto tiempo se quedan tus usuarios. Cuanto más tiempo estén mejor, aunque si es todo ese tiempo en la misma página, no ayuda demasiado. Queremos que nuestro usuario quiera saber más sobre lo que ofrecemos (sea información, lectura, servicios o productos) y que se mueva constantemente por nuestro sitio web.

    Tasa de rebote: piensa que tu usuario es una pelota de tenis que rebota y se sale de la cancha. No fluye, no navega, no hace nada. Solo llega, ve (aunque sea una sesión larguísima, da igual) y, sin pasar a ninguna otra página, se va. Eso es un rebote. Veni, vidi, fugit. J Y eso es malo. La tasa de rebote de nuestra web no debe estar nunca por encima del 50%; si es así, tendremos que tomar cartas en el asunto porque tu tasa de rebote, Google, también LA VE y la tiene en cuenta para tu posicionamiento web. Justamente estoy escribiendo un post en mi web sobre algo que hice yo recientemente para bajar mi tasa de rebote.

    En definitiva, medir, ajustar, volver a testar. Volver a medir, volver a ajustar, volver a testar. Eso mismo hacen los aviones durante el vuelo. Están el 90% del trayecto fuera de curso, el piloto lo ajusta y vuelve a comprobar. En mi mini-curso, muy sencillo y que incluye vídeos, sobre Cómo usar Google Analytics, encontrarás también Cómo Interpretar Google Analytics, aunque te aconsejo que comiences la serie de posts y vídeos desde el principio.

    Feliz medición y posicionamiento!

    Mi trabajo es acompañarte para que puedas hacer visible tu labor profesional. Aunque principalmente me dirijo a Coaches y profesionales del desarrollo humano, la técnica que utilizo es válida para toda persona que comienza en el mundo virtual y quiere hacerlo bien desde el principio. Mi misión, que te resulte más fácil y corto el camino para que consigas clientes a través de internet. Que te ahorres mucho tiempo y esfuerzo, que ya he invertido yo para poderte poner las cosas mucho más fáciles, poniendo mi combinación única (coaching, marketing, etc.) de conocimientos y experiencia a tu servicio.\r\nSoy Coach y Formadora, la única y primera coach de España que se ha especializado en este sentido que acabo de describirte y que ha desarrollado un programa específico para este fin, totalmente adaptable a cada persona. Soy autodidacta y mis resultados avalan mi experiencia. Por ejemplo, decenas de clientes que han llegado hasta mí a través de mi web y de mi labor personal de marketing online.\r\nEn la era de la tecnología es imprescindible tener visibilidad en la red. Hay miles de posibles clientes en internet que te están buscando y no te encuentran. ¡Tú puedes ser quien les ayude a hacerlo!\r\nSobra decir que mi línea de Coaching se centra en ti como persona y que sería una equivocación basar tu negocio en el mundo virtual, pero sí es importante que consideres su gran importancia si quieres conseguir más clientes. Yo ya cometí ese error y aprendí de ello. Y es por ese motivo que hoy tú puedes beneficiarte de mis errores porque no habría aprendido ni una cuarta parte de lo que te voy a enseñar.