Piénsalo: ¿Qué te impide emprender? por @Lucero_Miranda

    Lucero Miranda - Blogger en TodoStartupsA esta pregunta, la primera respuesta es miedo, sin embargo, una vez que se enfrenta éste, lo demás viene en cascada. En el caso de pensARTE hemos requerido poco menos de un año para darle forma e incubar. Nuestra empresa comienza como resultado de un fracaso laboral inesperado, que al final del día descubrí que fue la catapulta para pensar más allá de lo que podía o me atrevía a imaginar.

    Lo primero que hice fue asumir que sola no podría, que necesitaba orientación y capacitación; es así que cuando de manera circunstancial revisando el correo institucional de la universidad para la cual laboro, encontré un mensaje de los que antes hubiera desechado después de revisar nada más de pasada: la invitación para participar en un taller promovido por la Secretaría de Economía del Gobierno mexicano, “Yo Emprendo”.

    Confieso que cuando me inscribí estaba llena de dudas además de iniciar este proceso formativo en un campo totalmente desconocido para mí, con mucho escepticismo. Ahora se que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en los últimos dos años.

    Conforme pasaban las semanas y los meses, después de listas y más listas de posibilidades sobre el giro de una posible empresa; de observar los vídeos con testimonios de experiencias exitosas y el largo camino recorrido por unos/as y otros/as emprendedores/as decidí hacia dónde dirigir nuestros pasos.

    Dentro del Taller Yo Emprendo, una de las sesiones que marcó de manera definitiva hacia dónde deseaba encaminar a pensARTE (pA Consultores) fue una plática que dio un empresario con más de 30 años de experiencia. Habló de muchas cosas pero para mí abordó dos definitivas en esta joven historia. La primera, el mensaje de mantener una visión humanista y de trato digno hacia todas las personas, y la segunda, la claridad con la que nos mostró que para emprender debíamos ser honestos/as y partir de lo que realmente sabemos hacer para encontrar la vocación de esa posible empresa.

    En los próximos días, dejé de lado las primeras ideas, no por malas, sino por inviables en ese momento y decidí en compañía de mi esposo, parte del equipo de pensARTE (pA Consultores), que si lo que mejor sabemos es del trabajo vinculado a la educación, entonces, ese era el indicado en la conciencia de que es ahí donde mejor podemos aportar así como el valor agregado que podemos generar y nuestro deseo de trabajar por la educación de nuestro país.

    El siguiente paso importante, vital para pensARTE (pA Consultores) fue recibir la convocatoria para aplicar al Fondo PyME, promovido también por la Secretaría de Economía, llené los formularios pensando en que sería un excelente ejercicio para ir profundizando en el teje maneje de formar una empresa desde cero, la sorpresa fue enorme al recibir la confirmación de que habíamos logrado dicho fondo a partir de ese momento, supe que no había marcha atrás.

    Es así que desde noviembre contamos con el apoyo del Fondo PyME, nos convertimos en incubados, estamos recibiendo capacitación, contamos con acompañamiento, apoyo de personas vinculadas a la Incubadora de Empresas del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara (México), recibimos asesorías así como información de primera mano que nos está permitiendo caminar con pasos seguros. Nos da acceso a oportunidades de relaciones, cursos, pláticas, posible obtención de fondos que de otra manera sería difícil de acceder.

    En este balance, ahora sabemos que lo primero es dejar de lado los impedimentos de nuestra mente. Luego, el miedo a no poder, a fracasar, a que no funcione lo que nos hemos propuesto. Después a atrevernos además de saber pedir ayuda, aprender a escuchar, permitir el acompañamiento, tener la sencillez intelectual de aceptar y asumir que debemos aprender a aprender en este mundo del emprendimiento.

    Entonces, ¿Qué te impide emprender?