El secreto no está en el diseño web, está en el copywriting ¿quieres saber cómo se hace?

    El secreto no está en el diseño web, está en el copywriting ¿quieres saber cómo se hace?

    Si tienes un pequeño negocio esto te interesa seguro.

    Ya damos por hecho que una web de empresa que quiera aumentar las ventas tiene que ser bonita, elegante y de calidad, porque es la puerta de entrada de nuestras visitas a nuestra casa online abierta las 24 horas y desde cualquier punto.

    Perfecto, lo tenemos claro.

    Aunque digan que las fotografías valen más que mil palabras, reconoce que son las palabras las que nos hacen tomar decisiones.

    Decidimos emocionalmente, y así es como la escritura persuasiva, el copywriting nos ayuda a seducir a nuestras visitas.

    Las palabras bien seleccionadas, juegan a seducir a nuestra visita, y convertir al visitante en lector y más tarde en cliente. Es un proceso de ganarnos su confianza y demostrar nuestra experiencia real.

    Las palabras nos dan la oportunidad de demostrar activamente nuestra profesionalidad y le ayudamos a decidir sin equivocarse.

    Es seducción y persuasión, no engaño. Le hacemos la llamada a la acción para que siga con nosotros.

    ¿Te acuerdas de lo que era ligar? ¿qué aún lo haces?

    Estupendo, hay que seguir haciéndolo con nuestra visitas, porque le debemos a nuestro cliente potencial que nos esforcemos en persuadirle y darle el placer de sentirse mimado.

    La técnica del copywriting lo que hace es que las palabras actúen y activen emociones y propicien una acción y además nos destaca frente a la competencia.

    Nos presentamos y actuamos diferente.

    Una web no es solo fotos, equilibrio de color e información corporativa. Una web es la puerta por la que capturas contactos para hacer crecer tu negocio, en tu ciudad o en el mundo. Hoy lo “googleamos” todo, incluso desde el Smartphone.

    El pequeño negocio, las empresas familiares y los freelancers tienen aquí su oportunidad para destacar y la libertad para poder hacerlo. Si destacas te verán y sino no pasa nada, porque no metes la pata, nadie te estará mirando como a las grandes marcas que deben andar con pies de plomo en su comunicación. Los pequeños somos libres para crecer.

    Las palabras son lo que motivará la decisión de tu cliente potencial de seguir en contacto contigo para construir una relación que lo lleve a la decisión de compra. Hay un mercado abismal, ya todo el mundo tiene una web aunque algunas son horrorosas, la web actúa como escaparate y puerta de entrada y las palabras actúan como el comercial que atiende a la visita.

    Empieza por crear un slongan que defina tu negocio y seduzca, una frase corta e impactante, con cierta gracia, que se pueda recordar y te diferencie ingeniosamente.

    • Ejemplo para una dietista: “Yo me comprometo a mejorar cada día”

    Lo que ocurre hoy, es que hay tantísimo contenido online, y todo tan parecido que para destacar no basta con ser creativo, hay que sorprender y apelar a la emoción, ese es el único camino.

    No se compra un producto o servicio, compramos emociones: Más estatus, más belleza, más amor, más reconocimiento, más dinero, más salud, más tiempo, más amigos, más cariño…

    Te invito a mi espacio para descargarte gratis mi ebook y aprender más para tener una web maravillosa.

    • 10 errores en tu web que te están haciendo perder clientes y como resolverlos

    Patricia Núñez Pitro · Apasionada de la comunicación y el diseño web