¿Tu Startup es un Walking Dead? por @DavidTuitea

    David Garcia - Blogger en TodoStartupsYa he hablado de la importancia de la metodología de desarrollo de clientes, en concreto de la importancia que tiene la etapa de descubrimiento de clientes en la creación de tu Startup.

    Un error muy común es que tras haber descubierto quiénes son nuestros clientes, y haber validado que reúnen las condiciones necesarias para que tu Startup no muera, puedes pensar que ya tienes un negocio de éxito entre manos, y es aquí donde puedes entrar en la zona de los “Walking Dead”. Es decir esos proyectos que no están ni vivos ni muertos, que subsisten, como si de un zombie (o caminante, siguiendo la jerga de la famosa serie) se tratase.

    Y es que es es necesario entender qué aspectos debes considerar de cara al futuro de tu Startup. Steve Blank lo resume muy bien en su definición de lo que es una Startup: “una organización que busca un modelo de negocio repetible y escalable”. O lo que es lo mismo, que tu negocio tenga recurrencia y el potencial de crecimiento necesario como para poder llegar a ser una empresa en un futuro.

    Condiciones que debe cumplir tu Startup para evitar convertirse en un Walking Dead:

    Al igual que en la serie de televisión, debes tener una serie de precauciones para evitar que tu Startup se convierta en Walking Dead. Lo ideal es que pienses como si fueses un inversor ajeno al proyecto. Para esto es muy útil que pienses como lo haría un Business Angel. ¿Qué es un business angel? es la persona que invierte en la etapa más temprana de tu Startup, cuando esta ha llegado al break-even operativo o financiero y demuestra cumplir una serie de criterios necesarios para acometer dicha inversión.

    Las condiciones que buscará este Business Angel para invertir son que tu Startup sea viable, factible y escalable. En función a estos criterios, vamos a ver que preguntas debes hacerte si no quieres convertirte en un zombie:

    Viabilidad:

    • ¿Existe un problema o necesidad real en el mercado? Para esto lo ideal es utilizar la etapa de descubrimiento de clientes de la metodología de desarrollo de clientes creada por Steve Blank.
    • ¿Mi Startup es capaz de solucionar ese problema? Esto se conoce como el encaje problema-solución.
    • ¿Dispongo de un modelo de negocio adecuado? Es decir, un modelo con una propuesta de valor diferenciada, una ventaja competitiva y financieramente viable.

    Factible:

    • ¿Existen la tecnología adecuada para llevar a cabo mi proyecto?
    • ¿Dispongo que de un gran equipo para poder llevar a buen puerto la idea?
    • ¿Lo puedo hacer en un plazo de tiempo razonable y acorder con los objetivos de negocio?

    Metodologías como Design Thinking te ayudan a tener una visión holística de tu proyecto y comprender como integrar las necesidades de las personas, las capacidades de la tecnología y los objetivos del negocio, para sacar tu proyecto adelante.

    Invertible:

    • ¿Es mi Startup escalable?
    • ¿Existe una estrategia de salida clara?
    • ¿Cuál es el potencial de crecimiento?
    • ¿Donde estaré en 3 ó 5 años de acuerdo a mi plan de negocio?

    Pensar como lo haría un inversor te ayuda a ver tu Startup o proyecto con mayor objetividad. Es la mejor medida de precaución que puedes tomar para evitar que tu proyecto se convierta en un “Walking Dead”.

    Si tienes algún conocido que crees que puede infectarse con el virus “Walking Dead” mándale este artículo como medida preventiva, y dile que me siga en Twitter o Google+ para averiguar cuál es la cura.