Experiencia Wanapass – Intermediación en la oferta y demanda de formación

    wanapass, anuncios de clases particulares, academias, universidades

    Wanapass es un proyecto dirigido por José Manuel Gómez, junto con sus socios Francisco y Ángel desde el año 2013. Tras varios proyectos, José Manuel y sus socios no se dieron por vencidos – característica imprescindible en el mundo de las startups – hasta que finalmente desarrollaron Wanapass.

    Dicho proyecto consiste ofrecer servicios de asesoramiento e intermediación tanto en la búsqueda como en la venta de formación. Este servicio puede ser utilizado por escuelas, academias, universidades y otros centros educativos que quieran ofrecer su formación, mientras los futuros alumnos pueden buscar formación.

    Este modelo de negocio se apoya en el uso de una aplicación disponible en la web de Wanapass y en una aplicación móvil en estos momentos disponible para Android y próximamente para IOS, basadas en la geo-localización, gracias a esta función, a su intuitivo y sencillo diseño, hacen de esta aplicación una herramienta muy útil a la hora de buscar formación en tu ciudad.

    Os dejo con la experiencia de José Manuel Gómez, Francisco y Ángel, espero que os guste:

    1.¿Cómo se te ocurrió la idea para poner en marcha tu empresa?

    Desde la carrera he querido montar mi propio negocio. Una de mis primeras ideas era construir una tarjeta para analizar señales eléctricas y ahorrarme el coste de comprar un osciloscopio. Pero con la presión de la carrera no había tiempo para aventuras… Tras algunos años trabajando con un producto CRM establecido, pensé que podría construir algo más flexible y no me llevaría demasiado tiempo. Me equivoqué.

    Me costó varios años de noches en vela y fines de semana encerrado en casa, pero finalmente esta tecnología la he aprovechado ahora para este proyecto. Así que en 2007 creé mi primera empresa, Irisel Consulting (www.irisel.com), para comercializar esta solución, y ofrecer soluciones a medida. No obstante el campo del CRM estaba muy trillado ya.

    Así que decidí subirme al tren de las aplicaciones móviles y sociales, en 2011, “Social Travel” iba a ser una aplicación para compartir coche, integrada con Facebook, pero llegué tarde al mercado. Finalmente en 2013, compartiendo estas inquietudes con Francisco, un amigo y antiguo compañero de trabajo, decidimos aprovechar esta tecnología para lanzar la idea de Wanapass, que técnicamente es muy similar. Así que a ésta la miramos cara a cara, ¡que es la tercera!

    2. ¿Con qué apoyo personal y profesional contaste?

    Para poner en marcha Wanapass, he contado con el apoyo moral de mi familia desde el primer momento. A nivel profesional, el apoyo de mi amigo Francisco, Javier, quien esbozó la arquitectura de la aplicación cliente para Android, Tony que se encargó del cliente Apple y de Ángel, como programador freelance, han sido clave para que Wanapass vea la luz. A nivel tecnológico, contar con “Holmes”, la plataforma tecnológica desarrollada en el marco de Irisel, años atrás, ha sido clave para poner la solución en marcha en un tiempo relativamente corto.

    3. ¿Con qué capital inicial contaste? ¿Cuánta financiación has conseguido en total para tu proyecto? ¿Quiénes son tus socios actuales?

    El capital ha sido nuestro trabajo individual, a fondo perdido, y un mínimo para costes de infraestructura, capital social y una pequeña campaña de publicidad. Hasta ahora no hemos solicitado financiación externa. Si vemos que el arranque es lento, es posible que acudamos a una aceleradora de startups. Actualmente mis socios son las dos personas que más me han ayudado a lanzar Wanapass, Francisco y Ángel.

    4. ¿Nos puedes dar algunas cifras interesantes de tu empresa (clientes, usuarios,…) ?

    Wanapass acaba de nacer, así que ahora mismo el número de usuario es aún muy bajo. Esperamos que ese número comience a crecer una vez que Wanapass sea conocido y las campañas de marketing empiecen a funcionar. Esperamos que tenga una buena aceptación esta idea. En cuanto a clientes, ahora mismo los servicios de Wanapass son totalmente gratuitos. A futuro, y una vez que la plataforma esté estable y consolidada, es posible que comencemos a ofrecer servicios premium a los usuarios.

    5. ¿Hiciste un plan de empresa antes de empezar o te formaste de alguna forma?

    Por supuesto. Evaluamos el mercado y vimos que había un nicho en los anuncios clasificados de clases particulares. Preparamos un plan de empresa, evaluando el número de usuarios potenciales y este proyecto es viable con sólo unos pocos miles de academias y profesores registrados, siempre que consigamos construir una comunidad, mientras que el coste es bastante bajo, al realizar las aplicaciones nosotros mismos (que es la principal inversión hasta ahora).

    A nivel empresarial, ambos tenemos conocimientos de economía, marketing, gestión de proyectos, etc. de la universidad y adquiridos en nuestras respectivas empresas, además hemos realizado cursos online de emprendimiento y empresariales, y en cualquier caso actualmente estamos haciendo un MBA para adquirir mayor solvencia en la próxima fase. Cuando decimos que la formación es fundamental a nuestros usuarios es ¡porque estamos convencidos de ello!

    6. ¿Qué es lo que más te costó al arrancar tu proyecto?

    Lo más difícil ha sido la tecnología. En este campo no hay proyectos sencillos y requiere una gran dosis de experiencia y dedicación en cada etapa (definición, programación, infraestructura, etc.). Saber lo que quieres construir es también más difícil de lo que parece, definir el scope y ajustarse a él. A veces hay que rehacer partes del código porque te das cuenta de que lo que tenías pensado inicialmente no te vale.

    Definir bien los requisitos es fundamental. Por otra parte, hemos lanzado Wanapass trabajando a tiempo parcial. Esto ha provocado que lanzar Wanapass nos haya costado más de lo planificado inicialmente. Mantener la concentración durante este tiempo ha sido muy difícil también. Afortunadamente no hemos detectado competencia aún en el campo de las aplicaciones móviles orientadas a este ámbito, el de la educación y las clases particulares, pero en la web sí que hay competidores bien posicionados, eso sí, en el ámbito nacional. Nosotros aspiramos al ámbito global.

    7. ¿Qué tecnología usáis para el desarrollo de vuestro portal?, ¿Y Para comunicaros con vuestros clientes?

    El portal web, www.wanapass.com, está desarrollado con Joomla, la aplicación web con AngularJs y Bootstrap UI. También hemos desarrollado dos aplicaciones móviles, una para Android (ya disponible en Google Play) y otra para iPhone (ésta estará disponible en breve para todos los usuarios).

    El software de servidor está basado en Holmes, una plataforma basada en Java EE. Esta plataforma, Holmes, está orientada a la empresa mediana e intenta reducir el TCO (coste total de propiedad) al máximo así que montamos la plataforma sobre software libre: sistema operativo Linux, servidor de aplicación JBoss, servidor web Apache, base de datos MySQL, Postfix para el e-mail, AngularJS/Bootstrap para la aplicación web, Git para el control de versiones, etc. ¡Hasta el logo lo hemos diseñado con software libre! La comunicación con los clientes se puede realizar a través de la web y del e-mail, de las aplicaciones móviles y el software CRM es también nuestro software propio Holmes. También estamos presente en los principales medios sociales, Facebook, Twitter, LinkedIn y Google +.

    8. Si volvieras a empezar, ¿Cambiarías algo?

    La verdad que estoy contento con el resultado y con los socios y colaboradores. Pero quizá buscaría apoyo financiero externo para dedicarme a tiempo completo a mi idea, ya que compatibilizar un proyecto así con el trabajo que te da de comer, requiere un gran sacrificio. ¡Menos mal que nos gusta lo que hacemos y es casi como un hobby a la vez!

    9. Reflexiones y recomendaciones a Emprendedores

    Lanzar una idea es una carrera de fondo, quién aguanta al final consigue llegar a la meta. Es importante no correr solo, contrastar las ideas y sobre todo si el proyecto va a ser rentable. No ser excesivamente optimista, escuchar y buscar asesoramiento y apoyo de otras personas, económico, profesional, moral, etc. porque no podemos abarcar todo y la motivación es muy importante.

    Al compartir, compartimos también el riesgo y las cargas emocionales, logísticas y financieras. Pero hay que ser selectivo, asegurarse de que cada uno está comprometido con la idea y el proyecto y que no va a abandonar en la primera dificultad: normalmente los viajeros que son los primeros en subirse al tren son también los primeros en bajarse, y es una pena y un tiempo perdido por ambas partes cuando así sucede, así que merece la pena convencer al escéptico, a ese compañero crítico y realista, en principio reticente, porque éste, si al final se decide, nos acompañará durante todo el recorrido. Gracias.