ONE OAK prevé facturar este año 600.000 euros, un 400% más que en 2017

ONE OAK, la marca de complementos de moda sostenible, prevé facturar 600.000 euros en 2018, un 400% más que en su primer año de vida. Esta cifra supone la consolidación de la empresa como un auténtico referente entre las empresas socialmente responsables para el público preocupado por el medio ambiente y la sostenibilidad, según un comunicado.

La compañía, fundada por los hermanos Carlos y Guillermo Íñiguez en octubre de 2016, apuesta por un modelo de negocio diferente. Se trata de un e-commerce de complementos de madera extraída y tratada de forma sostenible que fomenta un consumo responsable ligado al cliente. Su objetivo es apoyar la lucha contra el cambio climático y concienciar al consumidor de la importancia de cuidar el mundo.

Desde que salieron a la venta sus primeros artículos, en concreto los relojes de madera, la marca ha crecido de manera exponencial en ventas y espera cerrar el año con 15.000 productos vendidos. Una cifra muy superior a los 3.000 de 2017 y que supusieron una facturación de 150.000 euros.

En su catálogo destacan los relojes de madera, su artículo estrella y el que supone el grueso de su facturación (75% del total). Todas las correas ONE OAK son intercambiables y se pueden adquirir esferas y correas por separado. Además, en verano de 2017 introdujeron en su catálogo gorras de madera o corcho rara vez vistas en España en 8 modelos diferentes, así como diversos packs de regalo.