20 ciudades españolas luchan por conseguir inversores que impulsen el crecimiento y detengan la despoblación

‘Invest in Cities’ junto con CEPYME y GPS presentó este jueves su segunda cumbre en el Hotel Riu Plaza de España de Madrid. Esta iniciativa contó con la presencia de más de 20 ciudades españolas decididas a crecer y a acabar con la despoblación rural, exponiendo sus fortalezas más competitivas a diferentes inversores potenciales.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España, fue la invitada especial al acto de inauguración y señaló en su discurso que “hoy no quiero hablar de una España vacía, sino de una España de oportunidades”, que faciliten el progreso de estas ciudades y sus habitantes.

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), Gerardo Cuerva; el presidente de la consultora de inversión Grupo PGS, Pablo Gimeno, y el director de ‘Invest In Cities’, Ignacio Alonso se unieron para presentar esta ronda de inversiones que impulsen el desarrollo sostenible de las ciudades españolas, con el objetivo de ganar en competitividad, innovación y tecnología.

Los retos para afrontar el futuro son “traspasar fronteras y vender internacionalmente”, afirmó Ignacio Alonso. Todo esto será factible gracias a la inversión extranjera, que en un año aumentó de 300 a 1.000 inversores interesados en empresas y proyectos que enriquezcan el potencial español.

Gerardo Cuevas, presidente de CEPYME señaló que uno de los objetivos es que “la inversión sea un instrumento de hoy para todas las ciudades españolas”, ya que actualmente el 80% del capital extranjero invertido se encuentra en las ciudades de Madrid y Barcelona, lo que llevó a plantearse esta cumbre como un reto para que el balance de inversión se equilibre y pueda repartirse en los diferentes rincones españoles. También aseguró que “la inversión genera una mejora de las compañías y que eso conlleva a la generación de empleo”.

Las ciudades españolas, que presentaron sus proyectos a diferentes inversores, cuentan actualmente con un marco legal y social complicado, no solo a nivel nacional sino a nivel internacional, con sucesos como las difíciles negociaciones del presidente estadounidense, Donald Trump, la incertidumbre del Brexit y crisis institucional española.

Aunque, según apuntó Pablo Gimeno, presidente de PGS, “España es un país con salud y eso aporta riqueza para solucionar problemas”. También atestiguó que “el interés por el crecimiento es grande para hacer una interconexión macroeconómica”, cuyo fin común es “cambiar el mundo” porque, tal y como comenzó su discurso, “por los sueños se suspira y por las metas se trabaja”.

La ministra Reyes Maroto clausuró el acto de inauguración poniendo en valor su conocimiento sobre los diferentes proyectos que representaban el marco empresarial español para dar una clara visibilidad del interés mostrado por dar un paso al frente y ganar en ventaja competitiva.

Asimismo, todos los proyectos son relevantes para el desarrollo empresarial y económico del país que ayuden al crecimiento y la generación de empleo. Mencionó el “imparable crecimiento de las pymes en nuestro país” debido a que España es un país con muchísimas oportunidades por descubrir que añaden valor para la atracción de inversores potenciales que apoyen el progreso empresarial español.

Maroto garantizó la interconexión territorial como inicio de un clima empresarial beneficioso para la inversión extranjera y manifestó que el ministerio está trabajando “para eliminar barreras que favorezcan el entorno laboral, que den visibilidad a nuevas oportunidades”. Así es como proclamó el apoyo que el gobierno aporta a las pymes para acabar con la exclusión rural.

La jornada continuó todo el día donde representantes y alcaldes de las diferentes ciudades españoleas presentaron sus proyectos de mejora y ventajas competitivas a diferentes inversores, bussines angels, bancos y gestores de capital riesgo, entre otros.