3 de cada 4 pymes siguen esperando financiación avalada por Sánchez

La situación actual de las pymes españolas se torna cada vez más complicada. La falta de liquidez es una problemática más que se suma a la incertidumbre con las fechas de apertura o las nuevas exigencias en las condiciones en las que deben realizar su trabajo. A pesar de que el Gobierno ha aprobado una línea de avales por valor de 100.000 millones de euros a través del Instituto de Crédito Oficial, tres de cada cuatro pymes siguen esperando tener acceso a la financiación solicitada. Estos datos se extraen del I Barómetro “Acceso de las Pymes a Financiación ICO Avales por el COVID-19” realizado por la empresa Interban Network a través de su plataforma La Neurona.

La empresa madrileña es una agencia de contenidos y eventos con más de 20 años de experiencia. A través de La Neurona ha habilitado una web específica para ayudar a las pymes a obtener recursos y ayudas para mantener sus negocios operativos ante la amenaza provocada por el coronavirus.

La encuesta ha sido realizada durante la segunda quincena de abril sobre una muestra seleccionada entre 10.000 empresas de todos los sectores. El objetivo es conocer cómo está fluyendo el crédito hacia las pymes y cuáles pueden ser los cuellos de botella por los que se están ralentizando las operaciones.

El barómetro muestra como el 77,9% de las pymes encuestadas declara necesitar financiación a corto plazo para superar el cierre de sus empresas. De las que lo han solicitado, el 74,4% no han recibido los importes avalados por el Estado y un 10,2% ha recibido solamente alguna de las partidas firmadas. Para Ángel Robles, CEO de la compañía, “la necesidad de liquidez provocada por esta crisis es el principal motivo que puede estrangular y llevar a la muerte a muchas de nuestras pymes”.

Según se extrae de las conversaciones mantenidas por miembros de La Neurona con pymes y entidades financieras, el retraso en la obtención de los créditos está provocado por la gran afluencia de peticiones realizadas, que están saturando a los bancos y al propio ICO. Además, las dos primeras líneas de avales de 20.000 millones cada una se agotaron rápidamente, ralentizando el Gobierno la aprobación de la siguiente emisión. En el Consejo de Ministros del pasado martes se ha dado luz verde a una tercera línea que concederá avales sobre otros 10.000 millones de euros. 

El estudio también recoge como, un tercio de los solicitantes han recibido una respuesta negativa a sus solicitudes. Esta situación puede significar el cierre del 30% de las pymes necesitadas de liquidez. En cuanto a la operativa de las financiaciones, cabe destacar como las entidades financieras están aplicando tipos de hasta el 4% para estos créditos y en algunas ocasiones están pidiendo garantías complementarias a las que ofrece el Estado, solicitando avales solidarios por el 100% de la operación.