6 de cada 10 startups españolas ya sobreviven al primer año

Seis de cada diez startups españolas sobreviven al primer año. De media, los emprendedores ya han soplado las velas de los 2,3 años de edad de sus proyectos y un 20% de las startups se encuentra en fase de desarrollo growth, según recoge el último Mapa del Emprendimiento, presentado este miércoles en el marco del arranque de motores del South Summit, el principal evento sobre emprendimiento en el sur de Europa.

Bajo la dirección de la incombustible María Benjumea, hacedora de este evento, el estudio sobre el estado de la cuestión del ecosistema emprendedor, presentado en el Ayuntamiento de Madrid, muestra también que un 17% de los proyectos españoles han conseguido un Ebitda positivo, frente al 14% que lo registraba en 2017. Además, las startups españolas generan empleo, y no escaso, como prueba el hecho de que los equipos ya están formados por una media de siete profesionales.

Otro dato feliz es que, por primera vez, aumenta hasta un 22% el número de mujeres que lideran una startup en España, frente al 18% de 2017, aunque el retrato robot del emprendedor sigue siendo hombre de unos 35 años con formación universitaria (93%).

La startup española, por lo demás, tiene los ojos puestos en la corporación como destino. Así, un 80% de los emprendedores tiene entre sus objetivos prioritarios cerrar acuerdos de negocio con una corporación, el mismo porcentaje que persigue generar visibilidad para su startup, mientras que un 72% busca lograr inversión para el proyecto.

Para María Benjumea, fundadora de Spain Startup-South Summit, “esta tendencia demuestra que el modelo de innovación abierta se va asentando en el ecosistema español. Sobre todo debido a un aumento de la demanda de innovación rápida en las corporaciones”.

Esta es una de las principales conclusiones del informe Mapa del Emprendimiento 2018, elaborado por quinto año consecutivo a partir de una muestra de 1.252 startups del total de 3.200 proyectos presentados a la Startup Competition de South Summit Madrid 2018, con un 52% de iniciativas internacionales y un 48% de proyectos nacionales inscritos.

y por primera vez también, crece el porcentaje de mujeres fundadoras de startups en España, que se sitúa en un 22% frente al 18% de 2017. Además, las startups lideradas por mujeres tienen menor índice de fracaso (22% frente al 51% de proyectos que tienen a hombres al frente) y sobre todo están enfocadas en emprender en el sector de la educación.

Otro dato revelador: Sólo uno de cada diez emprendedores estaba antes en situación de desempleo, lo que demuestra la constante de los últimos años de emprender por oportunidad y no como necesidad para obtener un trabajo. De hecho, entre los motivos que apuntan los emprendedores para la creación de una startup, 6 de cada 10 reconocen que siempre quisieron emprender y un 23% se unió a un proyecto en el que creía.

Por otra parte, a la hora de poner en marcha su proyecto, los emprendedores en serie lo tienen claro: mejor acompañados. Sólo un 18% de startups tiene detrás a un único fundador. Un 35% cuenta con dos fundadores y un 29% ha sido creado por tres emprendedores.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups