AFondo: crowdfunding mediante criptomonedas para impulsar startups en Cuba

Abel Bermúdez Muñoz, psicólogo de profesión, ha tenido una idea-materializada en MVP- que cambiará el ecosistema emprendedor en Cuba. Ha creado AFondo, una plataforma de crowdfunding mediante criptomonedas que impulsará startups en Cuba.

El Carvo-como se le conoce en Twitter- le gusta hablar en plural cuando se refiere a “el equipo de AFondo” pero es solo tras todo. “Las funciones que no puedo cubrir las terciarizo, ya sea pagando a otras empresas y/o emprendedores o pidiendo favores a amistades”.

¿Qué solución presenta? ¿Cómo descubriste la oportunidad de negocio?

“Nuestra propuesta de valor es simple: #Crowdfunding + #Criptomonedas = #CriptoCrowdfunding”

Y es que se resume en eso, ofrecemos una gestión de finanzas eficiente y asequible. El tema de ser asequible es el kit de la cuestión. Para el cubano promedio, las pasarelas de pago tradicionales son inaccesibles, de ahí que sea una decisión administrativa de AFondo emplear solamente criptomonedas como método financiero, además que la criptomoneda en específico que usamos, el USDT-TRC20 tiene un 0% de comisión por transferencia. A que ya no son tan atractivos los bancos, ¿eh?

Otro aspecto sumamente relevante es que, con las aportaciones, el público meta valida la StartUp o el producto/servicio de la campaña, demostrando que existe un interés real y personas dispuestas a pagar por ello.

La oportunidad de negocio surge de un insigth que tuve mientras cursaba el tema “Inversión Inicial” del módulo de Contabilidad del curso de Administración Empresarial del proyecto CubaEmprende, el cual dicho sea de paso intensamente recomiendo.

En dicho tema hablaban de las distintas posibilidades de fuentes de inversión inicial y me resultó curioso que no mencionaran el crowdfunding. Ya yo personalmente tengo experiencia en esta modalidad de financiamiento porque en el 2019 presenté una propuesta de campaña en la plataforma Verkami, y fui rechazado por el mero hecho de ser cubano y no tener respaldo ni “nombre”, aun cuando estudié concienzudamente el tema para garantizar un conocimiento decoroso del mismo.

¿Cuál es el modelo de negocio?

El modelo de negocio de AFondo es bastante similar al de plataformas tradicionales de Crowdfunding como Verkami o Kickstarter: el emprendedor publica su campaña, en la cual explica su proyecto, establece la cantidad mínima de dinero que necesita y define una o más recompensas en función de la cantidad de dinero aportada por cada auspiciador.

Los auspiciadores hacen el aporte mediante criptomonedas (aquí radica la propuesta de valor de AFondo), dichos aportes son recepcionados por la plataforma y cuando alcanzan la cifra establecida a priori le son transferidos al emprendedor, descontando un 9.5% que es la comisión que cobra la empresa por la gestión. De no alcanzar el monto previamente definido en un plazo de 30 días naturales, la campaña termina y el 100% del dinero es devuelto a los auspiciadores sin cargos adicionales.

Martín Proenza, conocido emprendedor cubano, en una charla en El Panal de las Mieles, comentó sobre una teoría para el fomento del emprendimiento en Cuba, entre ellas la financiera y ahí entra AFondo, ¿por qué apostar por una plataforma como esta?

Las finanzas son un tema simple que se hace complejo gestionar. Para dar cierre a la pregunta de cómo se me ocurrió la idea de negocio: si analizas las historias de éxito publicados en los canales de YouTube “Negocios y Emprendimiento” o “Emprende Aprendiendo” un factor común de la mayoría de estas empresas exitosas pegaron su despegue definitivo cuando encontraron financiamiento de empresas de capital riesgo, inversionistas o fondos de inversión.

De esta forma no solamente se dificulta en sobremanera el acceso a dicho financiamiento ya que dependes del visto bueno de una sola persona o grupo de personas que en muchas ocasiones ni siquiera son clientes meta de tu emprendimiento, sino que también te quitan de forma vitalicia parte de las utilidades de tu StartUp solo por aportar el monto de la inversión inicial.

Por donde quiera que lo miro me parece un absurdo. Ofrecer a emprendedores la posibilidad de validar su propuesta a la vez que reciben finanzas, y sin perder ni la más mínima parte de sus utilidades… vaya, que para explicar las cosas más claramente que eso habría que dibujarlo con crayolas en un papel.

¿Cómo sería ese proceso de fichaje de proyectos? ¿Tienen algún sector “preferido”?

No priorizamos ningún sector por encima de otro, aunque sí por el momento nos limitamos al espectro del emprendimiento y los negocios con fines de lucro; posteriormente tenemos proyectado expandirnos al giro del mecenazgo de arte, pero en nuestro PMV no va a ser posible desde un inicio.

Habiendo dicho esto, debemos dejar claro que el hecho de que la plataforma sea privada no nos otorga el derecho de ser arbitrarios en el proceso de selección de proyectos aspirantes a campañas.

AFondo, debido a la no existencia aún de legislaciones respecto a los negocios basados en criptomonedas, se sustenta en la credibilidad que posee como valor de la marca, la transparencia de sus procesos y la importancia que le otorga a la opinión de los emprendedores/auspiciadores que son miembros de la comunidad.

El proceso de selección es riguroso, ya que por decisiones técnicas y administrativas solamente pueden estar activas 5 campañas simultáneamente. Primeramente, solicitamos a los aspirantes un Elevator Pitch y un Modelo Canvas de negocio de su emprendimiento.

Los seleccionados en esta primera ronda, según criterios objetivos basados en las propias categorías del Modelo Canvas y el Elevator Pitch, son entrevistados y posteriormente, luego, aprobados y puestos en cola o rechazados con sugerencias de mejoras, según corresponda.

Una vez aprobado, el emprendedor debe llenar un formulario de protocolo KYC (Conoce Tu Cliente, por sus siglas en ingles) para garantizar en la medida de lo posible la transparencia del emprendimiento post-campaña.

¿Por qué mediante el crowdfunding y en específico mediante las criptomonedas? ¿Está el país preparado para el reto? ¿Las criptomonedas son una tendencia o un sector en auge por el cual capturar valor?

Debo añadir que las criptomonedas son hoy día lo que fueron la imprenta, el internet o el teléfono celular en sus respectivos momentos: nuevas tecnologías que siempre tendrán detractores que se resisten al cambio, pero que terminan por imponerse debido a su apabullante propuesta de valor, en detrimento del dinero tradicional (FIAT).

Y sí, considero que Cuba está bien preparada para poder hacer uso de plataformas como AFondo. Trust Investings, aunque con un modelo de negocio que, cuando menos, es cuestionable, ha abierto los ojos de los cubanos a las bondades de las criptomonedas y su uso para una amplísima gama de servicios, y eso es algo tan positivo como innegable.

¿Cuáles son las principales trabas para el desarrollo de este tipo de proyecto en Cuba? ¿Cómo sortearlos?

La principal limitación para las StartUps situadas en el giro de las criptomonedas es la inexistencia de un marco legal que las legitime. Esto nos impide validarnos de manera oficial como formas de gestión no estatal, pagar impuestos, seguridad social y similares; a la vez que deja en un inmenso limbo de incertidumbre tanto a la compañía como a su comunidad.

Hasta el momento, la única solución objetiva y viable que hemos podido estudiar es aplicar por la residencia electrónica que ofrece el gobierno de Estonia. De ser aprobada ese trámite, asentar legalmente la compañía en ese país con todas las implicaciones que esta decisión tiene consigo.

¿Quiénes forman parte del emprendimiento?

Es necesario acotar que una de las prioridades de AFondo es crear un grupo multidisciplinario de trabajo empleando las propias utilidades iniciales generadas por la empresa mediante un proceso de capitalización continua con interés compuesto; además de esto tenemos un apartado de empresas y proyectos asociados donde ofrecemos un encadenamiento de servicios gestionados por terceros que complementa al servicio primigenio de gestión de crowdfunding.

Se hace duro cuando tienes que luchar solo contra viento y marea, pero acciones como la de mi primera auspiciadora y entrañable amiga, Camila B Vivas, que accedió a donarme 5 USD para hacer la compra del dominio afondo.tech son como pequeños oasis que te revitalizan para hacerte posible transitar por medio de este desierto que es el emprendimiento.

¿Consideras que los emprendedores de base tecnológica tienen un espacio donde recibir mentorías sobre modelos de negocio, estrategias competitivas, etc?

A título personal puedo decir que estoy muy esperanzado y alegre con la comunidad de emprendedores que se está gestando orgánicamente en nuestro país. Es de obligatoria mención el proyecto CubaEmprende y su curso de Administración Empresarial. Allí se obtiene todo el conocimiento básico para dirigir un negocio, pero lo más importante es que te inocula el bichito del emprendimiento de una forma alegremente irreversible.

Pero el plato fuerte actualmente son sin duda la red social Twitter y los espacios como El Panal de las Mieles, StartUpCuba, Katapvlta y BacheCubano Club que aglutinan en Telegram a un número representativo de los más entusiastas del emprendimiento en una red de coworking que está demostrando ser extremadamente fructífera.