Así afronta el ecosistema empresarial argentino la crisis del coronavirus

Todostartups conversa con Maite Barreneche, Economista Empresarial y una apasionada de la cultura startup, sobre la situación en Argentina ante la pandemia de la COVID-19 y su impacto en el ecosistema empresarial. Describe el ecosistema startup y reflexiona sobre ¿cómo es teletrabajar para una empresa en la cual sus empleados ni siquiera contaban con su propia computadora portátil? y ¿cómo hacerlo si el sistema que me permite cargar esas facturas está en la computadora que está en la oficina y no podemos salir por la cuarentena obligatoria? Además, se pregunta sobre ¿cómo hago de mi casa mi oficina? y ¿en qué parte trabajo para poder concentrarme y estar tranquilo?

Maite trabaja en Jampp desde hace cuatro años (una plataforma de programmatic growth para aplicaciones worldwide) y actualmente forma parte del equipo de Estrategia. Hoy se encuentra con el desafío de trabajar remoto. “Si bien tenemos equipos que están fuera de Argentina y estábamos acostumbrados a la diferencia horaria y lo complicado que era agendar con ellos videollamadas, nunca habíamos pasado por esta situación de estar las 100 personas trabajando desde distintos lugares”, cuenta.

En ese país sudamericano, “la cuarentena obligatoria tenía una fecha de fin, el 31 de marzo, pero sabemos que ese día no va a ser el último que tengamos que estar en nuestras casas sin salir, sino que se va a extender hasta mínimo mediados de Abril”, narra Maite.

¿Cómo hago de mi casa mi oficina?, ¿en qué parte trabajo para poder concentrarme y estar tranquilo? Muchos compañeros han sido muy astutos y precavidos (ya sospechaban que esta cuarentena no era solo 15 días) y se llevaron hasta las sillas de sus escritorios, monitores, headsets y el soporte para apoyar su portátil”.

¿Cómo han enfrentado el desafío en tu empresa?

“El primer día de cuarentena a todas las áreas nos mostraron una presentación con las reglas a seguir del trabajo remoto. La idea de ellas es poder mantener los equipos unidos y la productividad:

  • En toda llamada los participantes tienen que tener puesta la cámara.
  • Todos los equipos tienen una llamada de catch-up al inicio del día (9am) y al finalizarlo (17.30) para poder seguir con el horario laboral.
  • Ninguna reunión se suspende. Por más que los training sessions estaban preparados para que se hagan en directo, ahora se hacen por llamada.
  • Procesos de entrevistas a candidatos sigue en pie, seguimos entrevistando y llamando personas solo que no tienen que ir a la oficina.
  • Don’t overwork (a menos que sea prioritario): que estemos en casa no significa que tengamos que seguir hasta la noche trabajando, se mantiene el horario.

“Los resultados de estas medidas son que hoy estamos teniendo más reuniones que cuando trabajamos todos en el mismo espacio físico. Veremos cómo sigue esta rutina”.

Maite narra cómo además del trabajo tienen partes divertidas, pues “las personas de comunicación interna se han encargado de mantenernos entretenidos armando nuevos canales para que todos los empleados nos sumemos y podamos contar fun-facts”.

“También todos los días nos hacen un nuevo challenge: por ejemplo hoy la persona que tenía puesto el mejor outfit para trabajar se ganaba un helado (enviado por delivery a su casa) así que todos estuvieron mostrando sus disfraces y votando para ver quién era el ganador, lo mismo hicimos hace unos días para ver quien tenía el espacio de trabajo más original”.

“Creo que es una buena medida para mantenernos unidos y que cada uno muestre cómo está viviendo ésta situación, también conocemos un poquito más cómo viven y que les gusta hacer”.

¿Cómo afecta el teletrabajo a las empresas pequeñas, medianas y grandes?

“No son muchas las empresas que tienen en una semana habitual de trabajo incorporada como política para sus empleados el “homeoffice“. Las empresas de tecnología basadas en Buenos Aires ya acostumbran a sus empleados tener un homeoffice por semana y esto es visto como un beneficio a la hora de tener que aceptar una oferta laboral”, describe Maite.

“Pero un día no es lo mismo que todos los días y tampoco es lo mismo que toda la empresa esté de remoto trabajando desde su hogar. Y si no lo es para nosotros, que trabajamos en el rubro de tecnología y ya todo preparado para trabajar desde casa, ¿cómo es para una empresa en la cual sus empleados ni siquiera contaban con su propia computadora portátil? (…) esas son las que más pierden porque los trabajadores ya no pueden ir a la oficina y baja la productividad.

“Las empresas pequeñas, medianas y grandes no estaban preparadas para esta situación porque no tenemos incorporada la cultura del trabajo remoto ni tampoco el conocimiento de las herramientas que permiten trabajar de manera productiva y en equipo cada uno desde su hogar. Con estas herramientas me refiero a un chat laboral como lo es Slack que te permite enviar documentos, armar canales, chatear y hacer video llamadas fácilmente con tus coworkers, también a otras como Drive y todos sus derivados: la utilización de spreadsheets, por ejemplo, para que ambos puedan trabajar sobre un mismo documento editándolo.

“Las pequeñas/medianas empresas a fin de mes se encuentran con que tiene que hacer el pago de sueldos, recibos y contabilización de egresos/ingresos y al desafío que se encuentran es: ¿cómo hacerlo si el sistema que me permite cargar esas facturas está en la computadora que está en la oficina y no podemos salir por la cuarentena obligatoria? Estas son las empresas que realmente se ven afectadas en productividad, se pierde un mes de trabajo.

¿Cómo queda el ecosistema startups ante la crisis?

“De un día para el otro muchas tuvieron que frenar sus operaciones. En la mayoría de sus casos son startups que brindan un servicio on-demand como por ejemplo los monopatines eléctricos: ¿con cuarentena obligatoria, ¿quién va a usar uno para moverse?

“Lo mismo sucede con Uber, Cabify, Beat (que venía creciendo mucho en Buenos Aires) la demanda bajó muchísimo y esto afecta a la economía de los conductores ya que muchos tienen estas apps de ride-sharing como principal ingreso a fin de mes y por más que algunos quieran arriesgar su salud para salir a ganar dinero para poder comprar su comida, no hay pasajeros que quieran viajar”.

“Otras que no están pasando un buen momento, son las startups de la categoría turismo. Uno de los 5 unicornios argentinos, Despegar.com, está pasando su peor crisis desde su fundación en 1999: su acción que debutó en la bolsa de Wall Street años atrás, no para de bajar desde el 20 de Febrero: una caída de más de 63%. Se entiende que esta baja es por la muy baja demanda de vuelos, cancelación de vuelos ya programados, devolución de hoteles…

“Mientras vemos caer a Despegar, vemos cambiarse de rubro a otras de viajes como TurismoCity: una plataforma que notifica a sus usuarios con ofertas de vuelos baratos. Dado que la gente no está comprando vuelos ni pueden viajar, comenzaron a vender algo productos de consumo como cervezas y comida, también series (publicitan Amazon Prime Video) y también tienen una sesión de helpers para ayudar a los que más lo necesitan con la logística y acompañamiento emocional.

“En esta crisis los que no están siendo tan afectados son los deliverys de comida y supermercados como Rappi: el servicio está colapsado y el tiempo de entrega de una compra de supermercado es de 5 días en adelante. Esto es porque si bien hay mucha demanda por parte de los usuarios, no hay tanta oferta de rappitenderos dado que no todos están dispuestos a arriesgar su salud.

“La startup colombiana desde antes de que se declare cuarentena obligatoria, envió un mail a todos sus usuarios aclarando las medidas que iban a tener en cuenta para cuidar la salud de ambos: usuario y rappitendero, como por ejemplo que ya no hay contacto a la hora de la entrega y que las bolsas son desinfectadas antes del delivery, entre otras.

“Considero que Rappi es el ganador dentro de lo que es servicios de entrega porque ellos ya tenían incorporada la categoría supermercado, que es donde la gente hoy pide para poder abastecerse, ya no nos interesa pedir comida a restaurantes cool o elegantes sino llenar nuestra alacena de provisiones. Es un caso contrario al de PedidosYa o Glovo que se caracterizan solo por el delivery de platos de comida ya preparados de selectos restaurantes (aclaro que las páginas web de supermercados cortaron con la opción de entrega al hogar desde hace unos días ya que estaban colapsadas, por eso la importancia de Rappi).

“Por otro lado, está Mercado Libre, la empresa con mayor valuación en Argentina, que a principios de la cuarentena llamó la atención de todos nosotros al aparecer en la portada de dos reconocidos diarios argentinos: “Los argentinos tenemos el diario del Lunes. Usémoslo para ganarle al virus” (publicado un Domingo con fecha de Lunes haciendo referencia a la situación de Europa y China).

“Esta crisis pone a prueba nuestra capacidad de adaptación, nuestra resiliencia y nuestra habilidad para trabajar juntos en equipo”, afirmó Marcos Galperin, Fundador de la empresa.

“Desde las primeras semanas de Marzo, Meli está controlando el abuso de precios por parte de los vendedores en la venta de productos de primera necesidad como el alcohol en gel y los barbijos a través de su inteligencia artificial y también de chequeo manual. Este chequeo llevó a dar de baja más de 500 productos que estaban publicitando en Mercado Libre. Desde la empresa, están trabajando para todos puedan acceder a esos productos desde la plataforma sin precios disparatados”.

Otras medidas que han tomado son:

  • Eliminaron comisiones por venta en productos de primera necesidad (como productos de limpieza)
  • Moderaron miles de publicaciones con descripciones que aseguran curas no comprobadas
  • Pospusieron pago de intereses y vencimientos a más de 2 millones de créditos de compradores
  • Modificaron políticas para que los vendedores que ven demoradas sus operaciones puedan seguir vendiendo sin afectar su reputación
  • Mercado Pago: promovieron billeteras digitales y pagos vía QR para disminuir las situaciones de contacto y lanzaron campañas de descuentos para compras con códigos de QR en farmacias y otros lugares de venta de productos de primera necesidad. 

“También tenemos totalmente parado todo lo que está relacionado a fiestas y salidas como las plataformas para reservar restaurantes. En este caso Restorando (fundada en Buenos Aires y que fue comprada por The Fork) no tiene opciones para reservar en los próximos días y no sabemos a partir de que día va a empezar a funcionar.

“Otra startup que venía pisando fuerte es ABZEZ ofreciendo una plataforma para alquilar vestidos de fiesta y ropa para salidas (al estilo Rent The Runway) también es de las que se ve afectadas ya que todos los casamientos y eventos fueron pospuestos para los últimos meses del año y durante las próximas semanas va a tener una gran caída en la demanda. Aquí se puede visionar un video sobre esa startup 

“Es una lástima ver a emprendedores tan jóvenes invirtiendo y apostando por los cambios no solo digitales, sino que también cuidando el medio ambiente ofreciendo el reciclaje y concienciando a las personas en el mundo de la moda, tener que afrontar estas pérdidas en su negocio.

“Lo positivo es que han decidido pivotear y en sus redes sociales han publicado que esa ropa que “estaban alquilando ahora la venden para poder ofrecer nuevos vestidos. El objetivo detrás de ésto quizás es poder sacarle provecho a ese costo hundido de la compra de sus productos y venderlos. Mientras tanto, aprovechan la cuarentena para poder conseguir nuevo inventario acorde a la moda que se vendrá. En el mundo fashion se habla de eliminar una temporada del 2020».

En cuanto a los ganadores, en Argentina tenemos la startup Etermax creadora del famoso juego “Preguntados” o “Trivia Crack”. Si bien siempre le fue muy bien, hoy se encuentra como la segunda app de juegos más descargada en Argentina (por más que tenga más de 7 años este juego)

“Hoy es el momento de las apps y plataformas de streaming, videojuegos, redes sociales, fitness, mental health, recetas, videollamadas, edtech. Ellos son los ganadores de la cuarentena obligatoria y también aquellas startups que supieron pivotear para este lado”.

Maite Barreneche escribe artículos y posts sobre tecnología, startups y marketing digital para inspirar a las personas a formar parte de esta industria (@TheMaitech en Twitter).