Big Data, la importancia de la información en una sociedad globalizada

Antonio Cimorra, director de Tecnologías de la Información, Desarrollo de la Economía Digital y Estudios de AMETIC, durante su discurso en el foro Big Data To Action 2018, celebrado este miércoles en el Palacio de la Prensa de Madrid. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro

La sociedad actual se ha denominado en numerosas ocasiones sociedad de la información. Este nombre viene dado por la importancia que la información posee, tanto para las empresas como para las personas. El dato es la clave y se mueve a velocidad vertiginosa por todo el mundo, aprovechando las numerosas redes obra de una poderosa revolución: Internet. Pero, ¿qué caracteriza a este big data? ¿Cuál es el contexto actual a nivel empresarial y cómo pueden aprovecharlo las organizaciones?

En el foro Big Data To Action 2018, celebrado este miércoles en el Palacio de la Prensa de la madrileña plaza de Callao a cargo de Madrid School of Marketing (MSMK), Luis Ortiz denominó como “mundo VUCA” la realidad actual. Éste se caracteriza, dijo, por la velocidad (V), al ser “un mundo donde todo ocurre muy deprisa”; la incertidumbre (Uncertainty, U), que “es tremenda”; la complejidad (C), y la ambigüedad (A).

En ese escenario, afirmó el director del Área de Business Inteligence, Big Data y Analitics de MSMK, las empresas “necesitan diferenciarse del resto”. Para ello, deben apoyarse sobre “tres palancas fundamentales”. Éstas son el talento, ya que “las empresas necesitan nuevas capacidades, conocimientos, en el área de big data, visualización y analítica”; la transformación, porque “en el entorno en que vivimos se generan gran cantidad de datos” y las empresas deben transformarse al “no tener la capacidad para optimizarlos, almacenar y procesar toda esa información que se está generando continuamente”; y la innovación, que “ha cambiado la forma en la que el cliente se relaciona con la empresa”. Así, sostuvo, la digitalización ha hecho que “esa relación esté más hiperconectada, sea más móvil y necesite más de la analítica”.

En la línea en la que se expresó Ortiz, Antonio Cimorra consideró que “estamos permanentemente conectados, las tecnologías nos acompañan en nuestra vida diaria”. El director de Tecnologías de la Información, Desarrollo de la Economía Digital y Estudios de AMETIC destacó que España hace un uso “importante” de las tecnologías, lo que la sitúa en un puesto de líder a nivel europeo en este sentido.

El experto en tecnologías de la información denominó a dicho uso de los recursos digitales como “Internet de las personas”, motivado por el profundo calado que han tenido estos dispositivos en nuestra sociedad. Así, aseguró, las personas emplean de manera constante sus dispositivos móviles a lo largo del día.

La digitalización, dijo, “ha irrumpido en todos los sectores de actividad”, propiciando la aparición de nuevas compañías. Se trata de “organizaciones creadas en ese contexto en base a nuevos u organizaciones tradicionales transformadas”. Sea como sea, el big data “va a transformar muchas de estas industrias”, apostó.

El big data, afirmó, “es un elemento fundamental, se ha consolidado”, y las empresas apuestan por él para “mejorar su actividad”. Su gran avance consiste en la “democratización de la tecnología”, lo que ha favorecido que “numerosas tecnologías se vuelvan más accesibles para todo tipo de usuarios”, expuso. Esta accesibilidad se traduce en términos de velocidad con la que los usuarios disponen de la información, el coste menor de las infraestructuras y la ubicuidad o “posibilidad de conectarnos a Internet” desde cualquier dispositivo, desarrolló. Hasta “cinco pantallas”, concretó.

Luis Ortiz, director del Área de Business Inteligence, Big Data y Analitics de MSMK, en un momento de su charla.

Pero, ¿en qué consiste realmente este concepto? Según Cimorra, se basa en “grandes volúmenes de información, de teras”; la “variedad de fuentes, hasta cuatro diferentes en cuanto a la información que utilizamos luego en aplicaciones”; velocidades “muy altas” que permiten la “gestión de la información en tiempo real”; y el valor de la información, que otorga a las empresas unos datos importantes sobre las pautas y comportamientos de los clientes. Todas estas ventajas convierten a este elemento en algo muy valioso para las empresas, afirmó el experto. Pese a ello, admitió el director de Business Inteligence de MSMK, pocas empresas hacen uso del mismo.

Esto podría explicarse por las barreras con las que el big data se enfrenta, algunas de las cuales enumeró Cimorro. En primer lugar, el experto habló sobre la utilización de los datos, en especial los personales. Según expresó, “la legislación sobre la materia es muy restrictiva”, aunque en Europa, y concretamente en nuestro país, sea más receptiva, según destacó. Ante ello, optó por un “equilibrio en cuanto a esa restricción en el uso de la información”. En segundo lugar, Cimorro recordó la importancia de la formación para alimentar el talento. “No hay suficiente oferta educativa para cubrir todas las necesidades que tiene el sector de las tecnologías de la información”, advirtió.

Estos muros, no obstante, no deben frenar a las empresas a la hora de hacer uso del big data, ya que ello les privaría de grandes oportunidades. El profesional de Economía Digital recordó que, basándose en el talento de los futuros profesionales, que pueden proporcionar a las compañías una gran “capacidad de crecimiento y potencial”, las organizaciones deben centrarse en crear soluciones, apps, que “aumenten su productividad, su base de actividad”.