Causas y consecuencias de los despidos masivos en las grandes tecnológicas

5/5 - (2 votos)

Las grandes tecnológicas no están en su mejor momento. Los resultados financieros en el último trimestre no han sido nada halagüeños y han tenido que tomar drásticas decisiones. Estamos hablando de Facebook, Twitter y Amazon, que han realizado grandes recortes de personal.

La pregunta está en qué ha propiciado esta situación y si los usuarios se verán afectados por estos cambios.

Según ha indicado el director de Recursos Humanos del Grupo Educativo CEF.- UDIMA, Daniel Garrido Vinuesa, los despidos de las grandes tecnológicas se deben a un compendio de diferentes causas y que están íntimamente ligadas.

Así, la guerra de Ucrania afecta a la inflación, y ésta afecta a los tipos de interés, “y de ahí es donde viene el componente de la inflación que, al verse todo encarecido de forma tan notable las compañías necesitan reducir los costes fijos y estos son los gastos de personal”.

Pero esta situación también se ha visto afectada por la pandemia del coronavirus. “En estas grandes empresas que durante la pandemia tuvieron un incremento notable, porque todo el mundo hacía más uso de servicios web, ahora con la nueva normalidad hay menos necesidad de plataformas online, lo que afecta a la publicidad, y esto afecta a su vez a los ingresos”.

Hay que recordar que en los últimos meses se han sucedido una serie de despidos masivos en grandes tecnológicas. La primera en hacerlo fue Twitter, que despidió a casi la mitad de su fuerza laboral. En este caso, fue una decisión tomada por el nuevo dueño de la red social de microblogging, Elon Musk, que comenzó su andadura al frente de la compañía despidiendo a numerosos ejecutivos para empezar con un aire fresco. A eso se sumó el despido de gran parte de su fuerza laboral y debido a la presión, cientos de empleados decidieron dejar sus puestos de trabajo.

El caso de Meta, filial de Facebook, también ha sido sonado, aunque en este caso el propio fundador de la compañía, Mark Zuckerberg, entonó el mea culpa por la situación que estaba atravesando la empresa y pidió perdón a los 11.000 despedidos.

Ahora bien, la situación de Meta también se ha visto acelerada por la gran inversión que ha hecho Zuckerberg en el metaverso, ese mundo real virtual que el ejecutivo considera es el futuro de Internet.

En este sentido, Garrido Vinuesa ha explicado que “el metaverso está costándole mucho dinero a Facebook”, aunque ha admitido que se trata de una inversión que tarde o temprano se tiene que hacer. El problema está otra vez en que “esa inversión estaba financiada y los tipos de interés han subido y no es aguantable”.

A esto hay que sumar que “la gente, después de estar tanto tiempo encerrada o con restricciones” debido a la pandemia “quieren ir a lo real, no al metaverso”. Aun así, el director de Recursos Humanos del Grupo Educativo CEF.- UDIMA considera que el metaverso tendrá su importancia, pero serán más cautelosos y no lo tendrán entre sus prioridades.

En cuanto a Amazon, su intención es despedir a unos 10.000 trabajadores en roles corporativos y tecnológicos, lo que supone el mayor recorte de su historia, basando esa decisión en el entorno macroeconómico en el que nos encontramos.

Garrido Vinuesa ha indicado que el objetivo de Amazon es recortar los gastos fijos para “mantener los ingresos y los márgenes de beneficio”.

La pregunta sería si estos despidos masivos, especialmente durante la campaña navideña, se verán traducidos en problemas de suministro y de reparto de la mercancía de Amazon. En este sentido, Garrido Vinuesa ha asegurado que no cree que afecten al consumidor final, aunque ha indicado que, debido a la situación de inflación actual, es probable que los precios de los productos se incrementen, aunque no será por culpa de Amazon per se, sino de los proveedores, tanto pequeños, medianos y grandes que tienen que hacer frente a esta situación.

Una vez que se realizan todos esos cambios en las grandes tecnológicas, la clave es qué es lo que viene después. Si las redes sociales siguen con problemas tras haberse desecho de buena parte de su fuerza laboral, la clave es qué pasará después.

En opinión de Garrido Vinuesa, el futuro de las redes sociales pasará por la privatización de los servicios Premium. “Van a intentar no depender tanto de las curvas económicas” procedentes de la publicidad, ha señalado el ejecutivo destacando además que “si se nutren de publicidad externa tienen al usuario final molesto por tantos anuncios y encima muchas veces esa publicidad externa desaparece por la situación económica global”.

Y parece que eso es a lo que van destinadas las redes sociales. Si los usuarios quieren dejar de ser el producto, tendrán que pagar por ello, aunque siempre habrá opciones sin publicidad gratuitas, pero con un precio diferente.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.