El tándem IBM-universidades: tecnología para proyectos “abiertos” y “multidisciplinares”

El director de IBM University Day España, José Fernando García, este viernes en Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

La unión entre las empresas y la Universidad se viene demandando de manera especialmente notable en materia tecnológica en los últimos años. Iniciativas como el IBM University Day reflejan la importante labor de las universidades. Se necesitan más perfiles STEM, pero lo esencial es que los proyectos disruptivos se apoyen en una tecnología como herramienta “abierta”. Y más aún, que la solución resultante tenga un enfoque “multidisciplinar”, que conecte con los perfiles más sociales e incluso artísticos.

Son algunas de las ideas abordadas durante la edición de este año en el University Day 2019, organizado por el gigante tecnológico. A lo largo de la mañana de este viernes, la sede de la multinacional en España ha compartido ejemplos reales de esa colaboración con las universidades nacionales. Se ha mostrado su evolución en los temas más novedosos de la tecnología “con mayor potencial”, como son Blockchain, Inteligencia Artificial (IA), Computación Cuántica o Ciberseguridad.

Salvador de la Puente, IBM Research Senior software engineer ) durante su exposición sobre computación cuántica.

El objetivo es “ofrecer la tecnología y la colaboración” con las entidades docentes, simplificando su acceso al software de IBM, ha dicho José F. García. El director del programa University en España ha destacado los acuerdos alcanzados con más de 50 universidades en nuestro país a través de esta iniciativa. Susana del Pozo, SPGI Cloud Technical Sales & Solutioning ha recordado la importancia que ha tenido la “gobernabilidad” de la tecnología en dichos proyectos. Porque, si no se permite una verdadera “participación abierta, una tecnología puntera puede convertirse en una muerta”, ha planteado.

De las más de 9.000 patentes logradas por IBM en 2018, el 30% se han centrado en las tecnologías de Blockchain, IA y QC. Eso sí, siempre buscando que fueran la base, el medio y la herramienta del proyecto, pero “no el fin en sí mismo”, ha comentado también García. Desde el inicio de la tecnología Hyperledger (que sustenta Blockchain), la progresiva “donación” de las soluciones de los laboratorios IBM ha permitido llegar al día de hoy. Por ejemplo, con proyectos rastreo y composición de alimentos o monitorización de mercancía.

También a través de las múltiples aplicaciones de la IA enfocadas al machine learning, el reconocimiento facial o la programación del lenguaje natural. Como ha comentado Mikel Díez, Cognitive Solutions Head en IBM, la IA demuestra que las artes y humanidades “también tienen su peso” y que no sólo hacen falta perfiles STEM, sino STEAM.

Por un lado, cuando las máquinas se enfrentan a nuestro lenguaje, deben saber que este no va “sólo de morfología y sintaxis, sino de semántica”, ha comentado Díez. En cuanto al reconocimiento visual, cómo interpretar un rostro puede tener múltiples sesgos, según el interés con el que se analiza (por ejemplo, desde la mirada de un esteticien). Y es en estas situaciones donde las habilidades humanas y creativas del perfil socio-artístico tienen cabida. “Todo esto no es tarea exclusiva del perfil STEM” ha afirmado Díez. “Cada campo aporta su experiencia a la base tecnológica”.

“Al final se trata de crear proyectos entre las universidades y las empresas”, ha planteado García. Soluciones a problemas concretos donde la tecnología “será la base”, pero donde también se deben “conectar los perfiles sociales y humanísticos” con los más técnicos. García ha subrayado la necesidad de seguir acercando toda la enseñanza a este tipo de proyectos “interdisciplinares”, con programas como los que plantea IBM.

Por ejemplo, el de ‘Watson va a Clase’, con la tecnología de IA privada de la compañía, y que acerca esta tecnología a los niños de secundaria y FP (16-20 años). Se “capacita y acompaña” a los profesores (que son los que “menos conocen” esta “potente” tecnología) para transmitir a los alumnos. Así lo ha ilustrado Belén Perales, Corporate Citizenship and Corporate Affairs Manager de IBM. El objetivo es que los estudiantes pasen de ser consumidores a “protagonistas” de la tecnología, ha defendido Perales.