España cierra el primer semestre con casi 24.000 autónomos menos

Imagen de Alterio Felines en Pixabay

Durante el primer semestre de 2020, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio disminuir su número de afiliados en 23.836 autónomos, pasando de los 3.269.089 en diciembre de 2019 a los 3.245.252 en junio de 2020. Este crecimiento supuso, en términos relativos, un descenso del 0,7%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA.

Este descenso contrasta con el aumento de 31.937 autónomos registrado en el primer semestre de 2019 y de los 68.880 nuevos trabajadores por cuenta propia que sumó el RETA en el mismo periodo de 2018. 

Si en 2019 sólo seis comunidades perdieron autónomos durante los seis primeros meses del año, en 2020 cambia la tendencia y son únicamente dos las comunidades que suman autónomos en el primer semestre del año: Islas Baleares, que suma 1.638 autónomos entre diciembre y junio, lo que en términos relativos ha supuesto un crecimiento de 1,8% de sus cotizantes al RETA y Andalucía, con un total de 161 autónomos cotizando a la Seguridad Social más que en diciembre de 2019. 

El resto de comunidades ha visto como la situación de pandemia sanitaria ha afacetado duramente a su tejido productivo y han visto cómo el número de trabajadores autónomos ha descendido a lo largo de los meses que llevamos de 2020. La Comunidad de Madrid, Canarias y La Rioja han sido las comunidades que porcentualmente más autónomos han perdido, concretamente el 1,5% de sus afiliados a RETA. Seguidas de Aragón (-1,4%), Asturias (-1,2%), Cataluña (-1,1%) y País Vasco (-1%). 

Si se analiza la pérdida de autónomos en términos absolutos, la Comunidad de Madrid (-6.031 autónomos), Canarias (-1.946 autónomos), Galicia (-1.908 autónomos), País Vasco (-1.785 autónomos) y Castilla y León, con un descenso de 1.727 autónomos son las comunidades que más afectadas se han visto por el descenso del número de autónomos, con una pérdida que supera en todos los casos los 1.500 cotizantes autónomos a la Seguridad Social. 

Si se analizan los datos por provincias, se comprueba cómo únicamente ocho de las cincuenta provincias españolas logran sumar autónomos en los seis primeros meses del año: Baleares (+1.638 autónomos), Jaén (+249 autónomos), Cáceres (+239 autónomos), Almería y Huelva, ambas provincias con un aumento de 228 cotizantes autónomos, Cádiz (+154 autónomos), Alicante (+116 autónomos) y Albacete, única provincia castellano-manchega que suma autónomos este semestre de 2020, concretamente 15 más que al iniciar el año, hasta situar la cifra total de autónomos en 29.877 personas. 

En el otro extremo, las provincias que registran en el primer semestre del año el mayor descenso de autónomos son Huesca y Las Palmas, ambas con un descenso del 1,6% de sus afiliados al RETA, lo que en términos absolutos se traduce en 352 autónomos menos que al iniciar el año en el caso de Huesca y -1.045 en el caso de la provincia canaria. 

Cabe destacar la diferente evolución de las provincias de Andalucía: Almería, Cádiz, Huelva y Jaén suman autónomos frente al descenso que registran Córdoba (-0,2%), Granada (32 autónomos menos) , Málaga (-0,3%) y Sevilla (-0,1%). 

En Castilla La-Mancha destaca cómo Albacete (+0,1%, 15 autónomos más) ha sido la única provincia que sumó autónomos en los seis primeros meses del año. Cuenca, por el contrario, fue la que mayor pérdida registró, concretamente un descenso del -1,5% de sus cotizantes autónomos a la Seguridad Social.  

En Comunidad Valenciana es también Alicante (+0,1%) la única que se encuentra en signo positivo, pero que no logra compensar las fuertes pérdidas registradas en Castellón (-0,6%) y Valencia (-0,7%). 

En Extremadura, frente al aumento de 239 autónomos en la provincia de Cáceres, Badajoz pierde 278 trabajadores por cuenta propia, lo que deja un salgo negativo de 39 autónomos menos en el conjunto de la región. 

Caída estrepitosa de las trabajadoras autónomas

Al analizar los datos por género, se comprueba cómo se produce un importante cambio de tendencia y aunque el RETA ha visto descender tanto el número de hombres como de mujeres, el descenso femenino duplica por primera vez al registrado por los varones: hay 13.491 mujeres menos cotizando al RETA frente al descenso de 10.345 hombres. En términos absolutos las mujeres descienden en los seis primeros meses del año un 1,1% frente al 0,5% que lo hacen los varones. 

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo únicamente cuatro sectores suman autónomos en 2020: construcción (+2.957 autónomos), transporte (+2.393 autónomos), agricultura (+1.603 autónomos) y hostelería, con 482 nuevos trabajadores por cuenta propia. 

El resto de sectores han tenido descensos en cuanto al número de cotizantes autónomos, destacando especialmente el descenso registrado en el comercio, sector que pierde 13.237 cotizantes autónomos en tan solo seis meses. La industria se deja 4.347 autónomos y las actividades profesionales un total de 4.068 autónomos menos que en diciembre de 2019. 

“Los datos de autónomos no son buenos. A pesar del repunte del mes de junio, en lo que llevamos de 2020 hemos perdido 23.836 autónomos, pero si lo comparamos con el número de autónomos de junio de 2019, la pérdida interanual es de 41.348 autónomos. Frente a estos descensos, contrasta como en el primer semestre de 2019 sumamos 31.937 autónomos”, señala en una nota Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Todo apunta”, agrega, “que desde julio se iniciará una fuerte pérdida de autónomos y tenemos por delante un otoño muy duro, podemos enfrentarnos a una sangría en cuanto al número de autónomos, de empresarios que van a tener que echar el cierre”, ha añadido Amor. “Se activaron las empresas en la desescalada, pero a partir del 15 de junio el empleo o se ha mantenido o incluso ha descendido, algo no habitual en estas épocas del año que nos marca una tendencia preocupante”.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups