Join Talk, red social emocional que conecta a cuidadores y pacientes COVID-19

Join Talk es una app en la que pacientes de enfermedades graves y cuidadores pueden crear su grupo de apoyo emocional privado y que ya está disponible en Google Play y App Store

Detrás de este lanzamiento se encuentra Eva Marías, una emprendedora que superó un diagnóstico inicial con una esperanza de vida de máximo 10 años: “Durante toda esa travesía, pasé momentos de gran soledad y aislamiento. Esa es la razón que me ha impulsado a lanzar esta app en la que pacientes y cuidadores puedan sentirse mejor gracias a tener su grupo de apoyo emocional estén donde estén, además de compartir vivencias, consejos y darse ánimos”, afirma en un comunicado.

Desde la propia habitación del hospital donde se encuentre el paciente o cuidador y gracias a su geolocalización, sólo con su móvil y conexión a internet puede contactar para chatear con otros enfermos o cuidadores que estén en su mismo hospital, cerca de su domicilio o incluso en otra ciudad. La app dispone de un filtro que les permite elegir a pacientes y cuidadores de una enfermedad concreta para compartir miedos, sensaciones e inquietudes.

Las enfermedades más comunes en España, por las que los usuarios de la app pueden filtrar a sus interlocutores son: COVID-19, adicciones, alzhéimer, anorexia, ansiedad, cáncer, depresión, epilepsia, esclerosis, fibromialgia, lesión medular y sida.

También se puede cribar por “tercera edad”, para hablar con otras personas afectadas de enfermedades habituales entre las personas mayores, así como introducir nuevas patologías en el filtro de búsqueda.

La finalidad principal de Join Talk es que los enfermos graves o quienes les cuidan dispongan de un canal de comunicación para que afronten acompañados la situación que atraviesan y puedan sentirse mejor emocionalmente.

Según han demostrado investigadores de la Universidad de York (Reino Unido), el aislamiento social incrementa hasta en un 30% el riesgo de padecer cardiopatías isquémicas o ictus. Sin contar que quienes viven solos acuden más veces al médico.

La soledad afecta a más de 40.000 personas con cáncer que viven solas en España, según la AECC. Es habitual que los pacientes de cáncer presenten malestar emocional y sintomatología ansiosa y depresiva. 

Durante el confinamiento, la situación es más complicada, por eso es clave recurrir a grupos de apoyo aunque sea en la distancia, tanto para pacientes como para cuidadores. 

La emprendedora Eva Marías, que superó un diagnóstico inicial con una esperanza de vida de máximo diez años, sufrió años después un cáncer con varias recaídas hasta su curación. Durante meses estuvo encerrada en la habitación de un hospital, sin poder salir. 

Una vez recuperada, tuvo que renunciar a sus proyectos para ser cuidadora a tiempo completo de su madre enferma. Estuvo a su lado tanto en numerosos ingresos hospitalarios, cuya duración mínima era de 60/70 días, como en el domicilio. 

Ante la inexistencia de una herramienta que pudiese ayudar a estos colectivos, como un objetivo personal, decidió crear su propio canal de comunicación; una aplicación, tanto para pacientes como para cuidadores, que conecte a gente que se encuentre en situación de enfermedad grave y necesite compartir vivencias.

Según Eva Marías, “hay una “medicina” que funciona pero que no siempre podemos tener: el apoyo, la comprensión y el cariño de otras personas que nos entiendan porque se encuentran en la misma situación. Se deja de lado la individualidad para ser más generosos. Ayudar nos produce bienestar”.