La inversión en startups creció un 37% en 2020, pese a la pandemia

El ecosistema startup español ha superado 2020 con buenas cifras de inversión y un panorama prometedor, pese a la incertidumbre que ha traído consigo la pandemia, según el informe anual Tendencias de Inversión en España 2020 del Observatorio de Startups de Fundación Innovación Bankinter.

La actividad inversora ha crecido un 36,6% con respecto a 2019, batiendo récords de operaciones en el último trimestre. Y aunque ha habido un ligero descenso del volumen total invertido, el hecho de que se haya concentrado especialmente en las fases iniciales sienta las bases de las operaciones de crecimiento de los próximos 2-4 años.

En general, 2020 ha sido un año “francamente interesante” para el ecosistema startup español, que a pesar de haber sido golpeado por una pandemia mundial que ha puesto del revés industrias enteras, ha sabido reaccionar y ha terminado con un nivel de actividad récord, subraya el informe.

Aún así, y consecuencia de una composición de inversión atípica respecto a lo que venía sucediendo en años anteriores, no se ha alcanzado (por poco) el volumen de inversión del año 2019.

Algunas de las principales conclusiones y tendencias que se han detectado en los datos del año son un récord histórico de actividad de inversión, con un crecimiento superior al 36% respecto a 2019, aunque con un volumen de inversión levemente inferior (-11,3%). A lo largo de 2020 se han cerrado 336 operaciones de inversión en startups españolas, la mejor cifra de actividad de la serie histórica y que confirma una excelente salud del ecosistema.

Sin embargo, y debido a la inferior cantidad de rondas en fases más maduras, el volumen de inversión fue inferior al de 2019 (1.105M€, un 11,3% menos). También se ha producido un crecimiento de actividad de inversión en fases intermedias (Series A y B) e iniciales (pre-semilla y semilla), aunque caen de forma importante las operaciones en fases posteriores.

Quizás uno de los aspectos más atípicos del año es que han crecido de forma muy relevante las operaciones en Serie A (1-5M€, +48,6%) y Serie B (5-20M€, +34,3%), así como pre-semilla y semilla (0-1M€, + 31,6%), pero no compensan en volumen la caída de las fases posteriores (Series C y Growth, -53,8%).

A pesar de ello, el resultado es positivo dado que estas operaciones de Serie A y B serán los pilares sobre los que se construirán las de Serie C y Growth en el futuro próximo.

En 2020 los fondos de origen corporativo crecen de forma relevante, con notable aumento del crowdfunding. Disminuye el volumen invertido por fondos de VC, aunque incrementan su actividad. Quizás lo más destacable de 2020 sea el importante incremento de relevancia de los inversores con origen de fondos corporativo, tanto en términos de actividad (+59,5%) como de volumen (+81,1%), algo que sucede en línea con el crecimiento experimentado en el resto de Europa.

Y a pesar de que los fondos de VC siguen representando una parte mayoritaria de la inversión en España, durante 2020 disminuyó el tamaño de las rondas en las que participan (-21,1%), aunque compensaron esta caída (focalizada sobre todo en rondas más maduras) con un importante incremento de actividad (+39,2%). También es que cada vez más startups en fases iniciales optan por financiarse mediante crowdfunding, que crece un 73,1% en número de operaciones.

Sectores más beneficiados en la pandemia

Por otra parte, aunque los sectores líderes tradicionalmente (Movilidad y logística, Fintech e Insurtech) siguen siendo los que más inversión atraen, crecen de forma muy relevante sectores beneficiados por la pandemia como Salud, Ciberseguridad, Educación o ECommerce.

Si bien hay un incremento generalizado en número de operaciones en prácticamente todos los sectores, cae ligeramente la inversión en el de Movilidad y Logística (>264M€, pero -34,1%) y crece ligeramente en Fintech e Insurtech (>215M€,+8,4%).

Aún así los sectores beneficiados por la pandemia son lo que más crecen, como Ciberseguridad (+108,8%), Salud y Bienestar (+84,3%), ECommerce (+53,4%), Edtech (+156,9%) o Gaming y Entretenimiento (+14,6%).

Inversión extranjera

La inversión de fondos con origen extranjero cae un 20,8%, pero aumenta no sólo su actividad (+52,5%) sino que empiezan cada vez a invertir más pronto. Crece de forma relevante el segmento de inversión de fondos europeos y de Norteamérica.

Los inversores extranjeros participaron durante 2020 en un 18,2% de las operaciones, pero supusieron el 45,1% del volumen invertido. Los inversores europeos tienen un peso de entre el 20% y el 46% de las operaciones de más de 1M€, y los de Norteamérica (62 operaciones) entran un poco más tarde, a partir de 20M€ (representan un 32% de la inversión).

En Europa, la participación mayoritaria fue de fondos de Reino Unido (39 operaciones), Francia (20) y Alemania (12), empatada con Países Bajos. Aunque Barcelona y Madrid siguen liderando la inversión, disminuye más de un 20% el porcentaje que representan.

La inversión fuera de estos hubs crece más de un 151,5%, liderada por Valencia. Las startups de Barcelona captaron en 2020 480,6M€, un 28,3% menos que en 2019, y las madrileñas captaron 360,8M€, un 23,2% menos. Además de constatar que se reduce la distancia entre ambos hubs, resulta interesante el importante auge de inversión en el resto de las ciudades, que en conjunto captaron 263,5M€ (lideradas por Valencia).

Seguramente deben este crecimiento al advenimiento de las videoconferencias, que disminuye la relevancia del hub al captar inversión. La inversión en Euskadi disminuyó teóricamente un 43,6%, pero los autores del informe estiman que hay muchas operaciones que no se comunican, por lo que esta cifra puede no ser ajustada.

Otro récord histórico se produjo en ventas de compañías, que cambia la escala en 2020. A pesar de que durante el año 2020 se produjo la operación de desinversión más relevante por volumen de la historia en España (con la compra de Idealista por el fondo sueco EQT por 1.321M€), ésta no fue en absoluto la única.

En 2020 se produjeron 47 operaciones públicas de compra de startups españolas (un 161,1% más que en 2019), y el volumen total de ventas (magnitud que hay que tomar con cuidado, dado que en muchas operaciones no trasciende) llegó a los 2.588,19M€, un 2.093,4% superior).