La inversión en startups de Latinoamérica alcanza niveles de récord

Rate this post

Apenas en un año, Latinoamérica levantó la misma cantidad de capital en inversión de startup que en la última década, según revela un informe de una asociación internacional de emprendimiento.

La región ha tomado velocidad de crucero en el campo, aunque este año esa tendencia pudiera verse algo frenada, de acuerdo con las cifras que reveló, recientemente, la plataforma Endeavor.

El reporte replicado por Forbes Colombia apunta que las startups del área, con México y Brasil a la cabeza, sobrepasaron una inversión récord de 15.000 millones de dólares en 2021.

De este total, el 80 por ciento del capital tuvo como destino a empresas emergentes de los dos países antes mencionados, convertidos en destinos en expansión, muy por encima de las demás naciones.

Dentro de esta avalancha de capital, las startup que pertenecen a la categoría de Fintech -sector tecnofinanciero- y las de comercio electrónico fueron las más beneficiadas, pues acaparan el 63 % de la inversión total.

El estudio arrojó sus conclusiones a partir de analizar “cerca de 2,000 compañías emergentes de México, Brasil, Chile, Colombia y Argentina, así como más de 3,650 rondas de inversión y más de 1,200 inversionistas activos”.

“Encontramos que 2021 fue el año récord en México y en toda la región, que en tan solo un año se levantó la misma cantidad de capital que en la última década. Entonces, prácticamente 12 meses equivalen a 10 años del ecosistema”, afirmó Enrico Robles, director financiero y de inteligencia de Endeavor México.

No obstante, debido a factores como una posible recesión económica en Estados Unidos, la inflación, y los cambios en las tasas de interés, este crecimiento estaría encaminado a bajar el ritmo en el año en curso.

“En la última década vimos un crecimiento y una aceleración muy importante en los emprendedores y, si nos vamos un poco más allá, yo creo que ha sido uno de los mayores periodos de expansión desde 2009”, añadió Robles.

El boom startapero de la región tiene relación estrecha con el trabajo que vienen desarrollando en cada ecosistema a nivel país en función del desarrollo e impulso del emprendimiento de base tecnológica.

Por ejemplo, República Dominicana ha apostado por el sector fintech y pretende ser un hub de innovación financiera, ya que son “varias las posibilidades que tienen las empresas fintech de ofrecer servicios financieros a través de innovaciones no sólo genera beneficios en términos de ahorro de tiempo a los clientes, sino que también, al operar con estructuras livianas, se generan eficiencias operacionales que pueden traspasarse a precios. Adicionalmente, a través de sus plataformas tecnológicas pueden llegar a miles de clientes, ayudando al avance de la inclusión financiera y, por ende, al desarrollo económico de un país”.

Sobre las fintechs, estas son “entidades 100% digitales que no funcionan como los bancos de toda la vida, sino que se apoyan totalmente en las innovaciones tecnológicas. La forma que tienen de relacionarse con el cliente es totalmente digital: el alta y la contratación de productos se realiza por la web o la app de la entidad”, de acuerdo con la explicación de Luis Gasca, quien imparte la Maestría en Banca y Asesoría Financiera en el CEF.- Centro de Estudios Financieros y la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA.