Los autónomos que no declaren las ayudas percibidas durante el covid-19 podrán ser sancionados

Nomo, plataforma fintech para autónomos y pymes, presenta una nueva guía para ayudar a  autónomos a hacer la declaración de la renta en el año del covid-19. La guía destaca la importancia de tributar las ayudas que se hayan percibido en 2020 a raíz de la pandemia, ya que de no hacerlo puede suponer una sanción

La guía incluye los conceptos básicos de la renta y destaca la importancia de tributar las ayudas que se hayan percibido en 2020 a raíz de la pandemia. Los autónomos encontrarán el detalle de los gastos deducibles y consejos para ahorrar en la declaración. Nomo detalla en la guía como realizar la declaración paso a paso, cuáles son los plazos para este año y un calendario visual con las fechas clave.

El 2020 ha sido el año en el que el covid-19 ha obligado a una gran parte de los autónomos a frenar su actividad. A pesar de que esta situación ha contribuido a la crisis de numerosos sectores y el cese de actividad ha sido impuesto por el gobierno como medida restrictiva, no exime a ningún autónomo de tener que realizar la declaración de la renta del 2020.

Las ayudas a autónomos percibidas deben tributarse

La guía hace hincapié en uno de los principales factores a tener en cuenta en la declaración de la renta del 2020: la mayoría de las ayudas percibidas por el Gobierno a raíz del covid-19, deberán tributar, de lo contrario, se podría recibir una sanción. Existe alguna excepción que, como bien se incluye en las bases de la subvención, queda libre de tributar.

En el 2020 y por motivo de la pandemia, el Gobierno impulsó varias medidas para suavizar la situación económica. Las ayudas han sido desde prestaciones por cese de actividad; ayudas económicas para autónomos que veían descender sus ingresos drásticamente o también para autónomos con actividades estacionales, entre muchas otras. Estas ayudas no son a fondo perdido sino que deben declararse en la esta campaña de la renta.

En el momento de realizar la declaración de la renta, hay que tener en cuenta que cada tipo de ayuda proporcionada durante la Covid-19 tributa de una manera diferente. Por ejemplo, no se podrán contemplar como gasto las devoluciones de la cuota de autónomo que se hayan realizado; las ayudas por cese de actividad tributarán como rendimientos del trabajo así como las subvenciones que hayan podido percibirse, o si un autónomo se ha beneficiado de una moratoria fiscal para aplazar las deudas tributarias, si estas no se han devuelto en cuatro meses, se tendrán que pagar los intereses de cada mes.

Por el contrario, si se ha pedido un Préstamos ICO, este no tributará en la declaración de la renta 2020 puesto que, al tener que devolverse, no se contempla como un ingreso. En cambio, se podrán deducir los gastos relacionados con este préstamo, como los intereses o los gastos de apertura y de constitución.