País Vasco quiere importar el modelo israelí de innovación tecnológica

La apuesta de la Diputación de Vizcaya por promover Biscay Bay Startup Campus, como el mayor evento de emprendimiento del norte de la península, una fiscalidad enfocada a las startups, el Centro Internacional de Emprendimiento (la Torre Bizkaia) y los vínculos con instituciones de Boston, Helsinki y Tel Aviv, son los pilares de la estrategia de Bizkaia para rescatar el territorio de la crisis económica provocada por la pandemia. Su objetivo: convertirse en la Startup Nation ibérica, según afirma en un comunicado.

Tal y como afirma Confebask, Euskadi ha sufrido un “deterioro sin precedentes” debido al gran desplome de la actividad en todos los sectores, la desaparición de empresas, el desplome del empleo y ERTEs a casi la mitad de las compañías, así como la profunda caída de la industria y sus exportaciones.

Pese al mal escenario, Bizkaia está adoptando el modelo de Tel Aviv, potencia mundial del emprendimiento, basado en la innovación tecnológica, la inversión en talento joven y el impulso en la conocida Industria 4.0 a través del evento BBSC, la reforma fiscal y la Torre Bizkaia que albergará a los key players del ecosistema.

Bilbao y Tel Aviv comparten más similitudes de lo que parece, asegura los promotores del BBSC: una pequeña y joven población (solo 100.000 habitantes de diferencia), una marcada identidad cultural y política y una historia industrial caracterizada por la actividad portuaria.

Biscay Bay Startup Campus, la prueba de fuego para la reactivación de la economía

Bizkaia, con iniciativas como BBSC, busca crear la mayor comunidad de jóvenes emprendedores a nivel europeo y, para atraer y retener este talento, está impulsando por tercer año consecutivo Biscay Bay Startup Campus –BBSC–, el mayor evento de startups early stage que reúne cada año a cientos de millennials, siendo este el único a nivel estatal dirigido a ese perfil emprendedor de los jóvenes.

BBSC es la primera bala del cartucho de la Diputación Bizkaia, que se celebrará el 24 y 25 de septiembre, mientras que la nueva fiscalidad y el Centro Internacional del Emprendimiento no verán la luz hasta 2021 y 2022 respectivamente.

“Es la prueba de fuego de la reactivación económica de Bizkaia, al ser la primera acción de esta mega estrategia que reúne el ecosistema después del confinamiento. El resultado de esto determinará el éxito o fracaso del Tel Aviv bilbaíno”, comentan sus promotores.

BBSC contará en su escenario con las intervenciones de los líderes de Cabify, Zeleros Hyperloop, Blablacar, Ashoka, entre otros, quienes inspirarán y conectarán con la futura generación de innovadores. La iniciativa ha contado con el apoyo de empresas como Iberdrola, BBK, Bilbao Port o Vueling e instituciones como la Universidad del País Vasco.