Profesionales de finanzas o tecnología, el prototipo de cliente de turismo rural

El viajero más propenso a practicar el turismo rural está relacionado con el mundo de las finanzas, la tecnología y el deporte, seguido de los simpatizantes con la música, el arte y la gastronomía. Este turista cuenta con estudios superiores y universitarios y tiene preferencias orientadas a la relajación y el descanso. 

El viajero prototípico de este modelo de turismo organiza una escapada rural por causas distintas. La mayoría, un 75% valora el entorno, el 12% posee un interés cultural y el 8% pone el foco en la gastronomía. Este razonamiento ha favorecido la especialización de los establecimientos rurales y su capacidad de adaptación al estilo de vida de los viajeros. Relacionado también con las motivaciones, el INE confirma el auge creciente de productos turísticos alternativos relacionados con el bienestar y la naturaleza

Es una de las conclusiones del ‘Informe sobre el perfil del turista rural en redes sociales’ promovido por el directorio de alojamientos rurales Ventederural en colaboración con BrandChats, la herramienta de social media monitoring y analítica. El estudio, basado en las conversaciones que entablan los usuarios en redes sociales, se ha realizado con motivo de la celebración del Día Internacional del Turismo, este 27 de septiembre de 2019. 

El análisis acota turismo rural como las actividades que realizan personas en espacios rurales o naturales, normalmente en localidades de 1.000 y 2.000 habitantes o situadas a las afueras de los cascos urbanos en instalaciones como caseríos rehabilitados o reformados. Además, engloba conceptos como agroturismo, turismo ecológico y enoturismo. A partir de ahí, confirma que desde el año 2013 y hasta 2018, periodo en el que ha alcanzado una cifra de 3,3 millones de usuarios en España, el turismo rural ha experimentado un boom que lo ha convertido en una fuente de ingresos importante para la economía rural.

Aunque hasta hace unos años el turismo rural era algo eminentemente femenino, los datos de BrandChats confirman que el 54% de los hombres se interesan por él y reservan alojamientos respecto al 46% de las mujeres. De hecho, estas últimas son las que finalmente deciden sobre el alojamiento basándose principalmente en detalles relacionados con la comodidad y la tranquilidad. Además, el papel de las féminas es relevante a la hora de compartir experiencias con otros usuarios puesto que el género masculino se encarga principalmente de buscar actividades complementarias durante la estancia. 

Definido el sexo, la edad media del turista rural es de 45 años, colectivo que busca la información sobre el viaje desde el smartphone (destacando Android sobre iOs), aunque finalmente reserva a través del ordenador o de una agencia de viajes. Este aspecto confirma que las nuevas tecnologías como Ventederural son de gran utilidad para dar visibilidad a todos los actores, tanto viajeros como propietarios. 

La ubicación geográfica del perfil del turista rural sitúa el mayor crecimiento en ciudades como Madrid y Barcelona (el 22% de la población) seguidas de lejos de comunidades autónomas como Andalucía y Valencia. Los habitantes de estas urbes (alrededor de 750.000 viajeros)  se hospedan en alojamientos rurales ubicados en zonas como Castilla y León en primer lugar seguida de áreas como Cataluña y Castilla-La Mancha. 

Para finalizar, el retrato robot de este turista rural en redes sociales responde a sus preferencias sobre la compañía. Los datos revelan que la mitad de los encuestados prefiere viajar con su pareja, seguida de otras opciones como la familia y los amigos. Con todo ello, el informe apunta que el turismo en solitario ha crecido en los últimos años. 

Para elaborar el informe, que se puede descargar clicando en este enlace, se han utilizado datos extraídos del panel SAP de Afinidad Social de BrandChats integrado por más de 300 mil perfiles de usuarios de medios sociales residentes en España. Concretamente las 1.504 cuentas de Twitter asociadas al turismo rural y datos proporcionados por el INE que reflejan el interés y el potencial del turismo rural en España.