¿Qué habilidades blandas son esenciales en un emprendedor?

Rate this post

Cuando se piensa en emprender en algunos momentos se cree que saber de redes sociales o cómo manejar un negocio es esencial, y sí, lo es, pero hay otras características fundamentales como el liderazgo de equipos o el feedback efectivo que marcan la diferencia.

Ese conjunto de habilidades se denominan blandas responde a un número de competencias de soft skills como pueden ser, además, la comunicación, la planificación y gestión del tiempo, y la negociación. Pero también son esenciales para futuros candidatos o profesionales que necesiten desarrollarse como el trabajo en equipo o la resiliencia.

Sobre esta última, “la neurociencia ha demostrado que las personas más resilientes tienen más equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés y soportan mejor la presión. Otras de sus características son que demuestran buenos niveles de tolerancia a la frustración, alta autoestima, buenas capacidades relacionales, autodisciplina, sentido de la responsabilidad, interés por aprender y mucha inteligencia emocional”.

Otra muy relacionada con la resiliencia es la flexibilidad y la gestión del cambio, así como, la inteligencia emocional.  Una publicación de la sección Alumni del Centro de Estudios Financieros (CEF.-), escuela de negocios propietaria de TodoStartups, refiere que “el mérito de las personas resilientes es la capacidad de mantener el equilibrio emocional y funcional, de forma ininterrumpida y constante”.

Además, se ofrece un paraguas de habilidades que deben poseer emprendedores o como se les llama en la publicación: “los héroes cotidianos” como la “estabilidad emocional y templanza; optimismo y entusiasmo; autoconfianza”.

Con la pandemia provocada por la COVID-19, y un entorno desafiante, para el experto y colaborador de TodoStartups, Josep Miracle, estas son las competencias y habilidades a tener en cuenta. La comunicación es esencial, ya que “en una época con altas probabilidades de variabilidad económica y social, las organizaciones deben ser capaces de comunicar de manera transparente y con la agilidad suficiente para poder alinear a todo el equipo en la consecución de objetivos, en posibles cambios en la estrategia corporativa, en la reorganización de un área de la compañía, en la aplicación de una política”.

Además del aprendizaje continuo, “con el objetivo de sacar el máximo partido a las situaciones vividas, mientras desempeñamos nuestra labor en un entorno cambiante. Las personas con capacidad de aprendizaje continuo serán capaces de aplicar mejor los conocimientos adquiridos durante un periodo concreto”.

Es por ello que en el informe “El futuro del trabajo en un mundo post-pandemia” se detalla cómo la clave está en la humanización del trabajo y “debe rediseñar el trabajo, dar rienda suelta a la fuerza laboral y adaptar el lugar de trabajo”.

¿Cómo entrenar las habilidades blandas?

Al igual que entrenamos el idioma inglés o como los médicos nunca paran de aprender sobre un nuevo proceso, también debemos aprender a desarrollar las habilidades blandas.

Para ello, la  Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA, centro educativo vinculado a  Fundación Hergar, y propietaria de TodoStartups, ha preparado el Máster en Liderazgo Agile 360º (Título Propio) que tiene el objetivo de ofrecer y entrenar “el liderazgo consciente que proporcione a la persona una visión 360º sistémica e inclusiva que parte de un profundo conocimiento de sí mismo para dominar con maestría artes como la comunicación, la escucha, la creatividad, la innovación y la puesta en escena para inspirar a sus equipos. Un líder con mente y alma alineados que sabe dar luz para hacer brillar”.

Desde el Centro Docente CEF.- Santo Domingo  se ofrece también la Maestría en Dirección y Gestión Humana que detalla cómo la “gestión humana dentro de las organizaciones es cada vez más importante, no solo desde el punto de vista de la contratación y procesos de selección, también por la gestión de los empleados y metodologías de trabajo, aspectos psicológicos que afectan al buen rendimiento de la empresa o por las características jurídicas o empresariales que un profesional de los recursos humanos debe saber. Aprende a captar, desarrollar y retener talento en las empresas a través de una metodología teórico-práctica”.