Radiografía de Startups en Cuba (Junio 2021)

La apertura de más de 2.000 actividades económicas, ha generado una revolución y apuesta por el sector privado en Cuba. Sin embargo, 124 actividades quedan prohibidas entre ellas explotación de minas, el periodismo o la medicina humana.

A este avance, sumémosle otros: reconocimiento de los gastos por inversión, y una Ventanilla Única que unificará todos los trámites que debe hacer un emprendedor; no obstante, la aprobación de un proyecto de negocio se hará mediante la evaluación de un comité de decisores. O sea, se restringe a la interpretación de esos actores emprender o no.

¿Qué consecuencias trae esto? Los decisores de cada proyecto deberán entender las dinámicas de cada propuesta y cómo se transversaliza con otras áreas que puedan estar prohibidas dentro de las 124 actividades. Dos ejemplos a continuación, si nos referimos a los emprendimientos de base tecnológica o startups.

Sin embargo, llegó la noticia esperada: se “descongeló” la licencia de Programador de Equipos de Cómputo – suspendida desde el 1 de agosto 2017-; pero, la tecnología y las plataformas que, mediante ellas, se comercializa un bien o un servicio, han quedado de nuevo “en un hueco legal” y a merced de la interpretación de cada decisor, incluso, por “prohibición” en este momento.

Si bien algunos emprendedores durante estos tres años tuvieron el permiso, otros debieron “recurrir a una combinación de licencias” que involucran no solo al Ministerio de Comunicaciones (MINCOM), sino a Transporte (MITRANS) y al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), entre otros actores.

Lo cual evidenció que la suspensión de la actividad no hizo que se parara de trabajar, incluso sin licencia, por lo que durante estos años la “alegalidad” ha sido una constante que no ha ido en detrimento de la innovación.

Sin embargo, este miércoles, se conoció que los programadores de equipos de cómputo quedan fuera de quienes pueden optar por ser MIPYMES –en un plazo no definido–, lo cual evidencia un retroceso que deja a este sector un paso delante y tres detrás: un sector que, si no es el único, uno de los que podría sacar a Cuba de la crisis económica.

Un texto altamente recomendado es la Guía de la Licencia de Programador de Equipos de Cómputo desarrollado por el equipo de Cuba, Hablemos de Negocios, el cual ofrece una guía para el emprendedor de esta rama.

Este miércoles, hubo un duro golpe al sector: sin definición de tiempo quedan fuera de ser MIPYMES, lo cual atrasa no solo al sector tecnológico sino al ecosistema nacional, ya que los emprendimientos de base tecnológica, pueden ser, sino, el catalizador que ayude a que Cuba salga de la crisis económica, debido a la agilidad y necesidad de las startups. Un sector que mientras restaurantes han cerrado, este ha continuado: ha seguido con rondas de inversión, y un sector que ha estado tirando códigos contra la COVID-19 no solo en Cuba, sino en el mundo, pero el emprendimiento y mucho menos el emprendimiento de base tecnológica no necesita código postal, pero sí políticas públicas. La creación está en el “aire” en la “nube”, pero para entenderlo hay que saber que un software no es una cafetería, y ¿estamos listos para tener esta conversación?

¿Es el 2021 el año de las startups en Cuba?        

En Radiografía de las Startups en (Julio 2020) se había dado un boom del sector tecnológico, producto de la crisis epidemiológica nacional de la COVID-19.

  • Cabe aclarar que, en la radiografía anterior, se documentó entre los sectores, startups que ya no estaban, pues era el primer acercamiento al tema. En esta oportunidad el análisis solo incluye a las que están.

¿Cuántas startups se han creado en 1 año en Cuba? ¿Cuáles son los sectores donde más emprenden los startupers? ¿Cuáles son las sorpresas en el ecosistema? Acá el reporte de este año compilado por la Base de Datos de StartupCuba.

Industria y tendencias

En 2020

En 2021

Hay tres sectores que van despuntado principalmente: movilidad, logtech y consumer y fintech que aumentan en las tendencias del ecosistema.

  • La movilidad ha sido clave tanto en momentos de cierre o cierre parcial en las ciudades cubanas, ya que han permitido poder encontrar un taxi o una moto ¡sí, también! y permitir el desplazamiento.
  • La logística un sector en crescendo, que ya tiene soluciones de última milla tanto en una misma provincia o fuera de ella. Una industria que se expande fuera de la capital y va conectando polos, gracias a startups como Mercazona; sin embargo, Cargo Luna ofrece una solución que solo empresas estatales como Correos de Cuba había hecho hasta el momento: enviar un paquete a cualquier lugar de Cuba.

Un sector donde los privados, con el uso de la tecnología en los procesos de planeación, seguimiento, y automatización tendrían mucho que aportar en función de esta industria y su eficiencia.

  • El sector del consumer, como su término indica, se dedica a ofrecer una solución directa a un consumidor que necesita encontrar un podcast o un servicio gastronómico.

Otro sector que viene muy arriba y producto del bloqueo y el escaso acceso de los cubanos a servicios como Paypal o Visa, son las fintechs que en el 2021 han despuntado con startups internacionales, desde Cuba, como QvaPay.

Sectores 2021

¿Cuáles son los modelos de negocio?

 

¿Mujeres fundadoras o cofundadoras?

 

Del total de startups analizadas (incluyendo las nuevas que se incorporan al ecosistema), solo 9 startups han sido fundadas o cofundadas por mujeres frente a una máxima histórica de 68 hombres. La diferencia es notable.

¿Cuántas startups por año?

¿Cuántas ya no están?

Un total de 17 startups entre ellas, QuinielaCuba y Pixel Cubano.

¿Se puede hablar de un ecosistema startapero en Cuba?

  • Al 2021 hemos llegado con un “ecosistema” más fuerte por varias razones:
  • Actualización de normas jurídicas que ordenan la informatización de la sociedad cubana y establecen los derroteros en función de la organización y buenas prácticas no solo para el sector, sino para la ciudadanía.
  • Desarrollo de la infraestructura nacional, específicamente con la posibilidad de tener internet a través de los datos móviles (IxDM), así como el despliegue de nuevas capacidades para el servicio Nauta Hogar y en los parques Wifi. También la apertura de servicios como cu (natural de Cuba), el de arrendamiento de Servidor Privado Virtual, y ofertas de conectividad para Programadores de Equipos de Cómputo.
  • Impulso de las “e”: banca electrónica y remota, gobierno electrónico, comercio electrónico, teletrabajo, entre otras, acelerado también por la pandemia de la COVID-19.
  • Startups estatales, ya que muchos de los proyectos, buscan un modelo de negocio sustentable. Tal es el caso de las plataformas digitales toDus, Picta y Apklis que desde noviembre 2020 están habilitadas para retener “un cinco por ciento de los pagos que realicen a las personas naturales que comercializan sus bienes o servicios en estas, por concepto de pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Personales y lo aportan al Presupuesto del Estado”.
  • A fines de 2020 y principios de 2021 se han dado avances tales como la creación de parques tecnológicos-que incluso ha incubado a varios emprendimientos, entre ellos, Ala Soluciones; y la Fundación de la Universidad de La Habana sin fines de lucro para la gestión de la ciencia, la tecnología y la innovación, donde ambos toman en cuenta a las formas no estatales de gestión e incentivan la innovación en ambos sectores.
  • Por vez primera se creó un foro virtual de la Red de Emprendimiento de la Universidad de La Habana para conectar emprendedores tradicionales y tecnológicos, y estos últimos pudieran crear alianzas entre ellos.
  • Crecimiento de numerosas iniciativas impulsadas por propios emprendedores en comunidades en la plataforma Telegram como Comunidad Emprendedora de CubaEmprende, Hablemos de Negocios, Comunidad Colaborativa y Asesores (COCO), KATAPVLTA, El Panal, entre otras.
  • Dos eventos de Pitch como El Festival de la Penúltima Casa y Desde el Box del Proyecto CubaEmprende
  • “Posibilidad de créditos a estas startups”, pues en el DL 370: “el Banco Central de Cuba realizará “las acciones que se requieran a fin de destinar créditos para el desarrollo de la industria de programas y aplicaciones informáticas, de acuerdo con lo establecido en materia crediticia”, aunque no explica cómo será ese proceso y no se puede determinar aún cuán beneficioso será para los emprendedores.

Aún es incipiente y no solo porque no aparezca la Isla en los rankings de los ecosistemas startaperos como Startup Blink o Startup Genome ni visualizado ni una sola en los mapas interactivos de Startup Explore , sino porque aun a la distancia de 2015 del texto Ideas para un ecosistema de startups en Cuba, se carece de seguridad jurídica, de instituciones que promueven y ayuden al emprendedor y que entiendan el rol y las diferencias básicas de un emprendimiento como este.

Para la concepción de un ecosistema startapero de más fuerte a consolidado, se deben dejar claramente las condiciones regulatorias y de funcionamiento para que determinados emprendimientos como los expuestos u otros puedan requerir no solo de una “licencia” o un “permiso” que necesite de la anuencia de varios actores para que sean ejecutables sin inseguridad jurídica, sino también de la capacidad de los legisladores y decisores entender los proyectos de base tecnológica desde sus características.