Rajoy apuesta por reformas y presupuestos para consolidar la inversión

El presidente Mariano Rajoy durante la inauguración del VIII Spain Investors Day (SID). | Pool Moncloa / Diego Crespo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado este martes que las previsiones de crecimiento de la economía y la inversión españolas deben consolidarse a través de “la fórmula que tan buenos resultados nos ha brindado en los últimos años: estabilidad presupuestaria y reformas”.

Su discurso ha abierto el VIII Spain Investors Day (SID) celebrado en el Hotel Ritz de Madrid. Un foro que busca dar visibilidad a las grandes empresas españolas e impulsar el interés de los inversores internacionales en España. En 2017 se ha incrementado la inversión extrajera dentro de nuestras fronteras en más de 50.000 millones de euros, más de un 140% más respecto al año anterior.

Rajoy ha insistido en que nuestro país es un destino “atractivo” para la inversión, ya que “está en la posición número 15 del mundo como receptor de inversión extranjera directa”, además de ser el segundo mayor inversor en América Latina.

Mariano Rajoy, antes de su discurso de inauguración del SID. | Pool Moncloa / Diego Crespo

Durante los días 9 y 10 de enero acudirán al evento, organizado por Estudio de Comunicación y en colaboración con BNP Paribas, hasta 39 compañías españolas que representan el 75% del Ibex-35, y que cuentan con más de 170 inversores de Europa (Alemania, Bélgica, España, Francia, Irlanda, Reino Unido y Suiza), EE.UU., Canadá y Malasia.

Rajoy ha recordado que la crisis lastró enormemente la situación económica del país, y que después de cuatro años de gobierno la perspectiva de crecimiento para 2018 es del 2,3%. Ha insistido en que la prioridad del Gobierno es la aprobación de los Presupuestos del presente año y ha criticado al movimiento secesionista como la “única sombra” para nuestra economía.

De hecho, el presidente ha señalado que el incremento del PIB (3,1%) y de la economía en general podría ser “muy superior” en los próximos resultados, si se consigue formar en Cataluña un gobierno “que acate la Constitución” y el 155.

Además de la reducción del desempleo, que pretende alcanzar el 11% en 2020, el presidente ha apostado por seguir generando acuerdos políticos que rechacen los populismos, que “ponen en duda los principios básicos de nuestra democracia”. Así será posible mantener el crecimiento de las armas económicas de España, como la exportación de bienes y servicios, el turismo, las infraestructuras (tradicionales y digitales) y la inversión. Todos indicadores de “la buena salud de la economía española”.