TRIBUNA TS. Referentes de hoy para las líderes del mañana

4.5/5 - (11 votos)

Siempre he creído en el poder de los datos. Nos ayudan a desentrañar la realidad, sirven para corroborar hechos, facilitan la toma de decisiones y, por encima de todo, nos alertan de situaciones que precisan de un cambio.

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, declarado así desde 2015 por la Asamblea General de Naciones Unidas. Algo que hizo, seguramente, porque los datos le urgieron la necesidad de un impulso.

No obstante, los datos nos dicen que hoy nuestra realidad no luce muy diferente. En sectores como el de la energía, en el que he desarrollado gran parte de mi carrera profesional, la participación de las mujeres sigue siendo minoritaria. La Asociación Española de Mujeres de la Energía destaca que todavía apenas representan una media del 30% en las plantillas de las empresas.

En el ámbito universitario, el mismo panorama. Según demuestra el estudio Científicas en Cifras, las mujeres son más de la mitad del grueso de los estudiantes matriculados en grados universitarios, pero continúan estando infrarrepresentadas en áreas como la ingeniería y la arquitectura, siendo solo un 25% del total.

Más datos: el mismo estudio haciendo referencia al último informe PISA de 2018 asegura que uno de cada tres alumnos hombres espera trabajar como ingeniero o científico, siendo la proporción en las alumnas mujeres de una de cada cinco. Por supuesto, estos porcentajes no tienen nada que ver con el talento: alumnos y alumnas obtuvieron un resultado similar en la prueba de ciencias en España, situándose incluso dos puntos por encima del promedio de las niñas en otros países de la OCDE. Pero, entonces, ¿cómo se explican estas cifras tan dispares? ¿qué hay detrás?

Recientemente, he tenido el privilegio de formar parte en la segunda edición de Yo Jefa que busca visibilizar la trayectoria de mujeres que ocupan una posición relevante en el ecosistema tecnológico español y también de participar en la Guía de Mujeres Referentes del Emprendimiento Innovador en España, liderada por el Alto Comisionado España Nación Emprendedora. En ambas publicaciones se ponía de manifiesto una de las claves que explica esta escasa presencia de mujeres: la necesidad apremiante de que existan referentes en el entorno cercano que inspiren e impulsen su decisión.

Porque en España hubo, hay y habrá mujeres que son verdaderos ejemplos de talento, experiencia y buen hacer en campos como el de la ciencia, la innovación y el emprendimiento. Mujeres que están desarrollando iniciativas transformadoras y que, si tuviesen mayor visibilidad, no cabe duda de que podrían despertar vocaciones en las generaciones más jóvenes, que se animarían a adentrarse en la aventura de las carreras científico-tecnológicas o a emprender con pasión. Necesitamos más visibilidad para todo este talento.

Pero no todo es cuestión de luces y focos. No debemos perder de vista que debemos seguir trabajando por la igualdad real y efectiva de oportunidades entre mujeres y hombres, especialmente en estos sectores donde nuestra participación es menor. En este sentido, el ámbito de la financiación del emprendimiento arroja datos sobre los que debemos reflexionar. Según refleja el State of European Tech, solo el 5% de las rondas de financiación levantadas entre 2016 y 2020 las consiguieron equipos liderados por mujeres emprendedoras, frente al 84% capitaneados por hombres. Y a pesar de obtener menos financiación, las empresas lideradas por mujeres en España tienen el doble de supervivencia según las cifras de W Startup Community.

Y más aún: las mujeres a priori están menos endeudadas, menos apalancadas y son más solventes, afirman desde Emprendimiento Digital Femenino en España 2021.Sin duda, es una realidad que debe evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos. Las nuevas tecnologías y algoritmos están cambiando las lógicas de los negocios y es imprescindible que exista diversidad en su creación y desarrollo.

Por tanto, sigue quedando mucho trabajo que hacer. Por eso aplaudo con entusiasmo iniciativas como la Alianza STEAM para el talento femenino. Niñas en pie de Ciencia’, del Ministerio de Educación y Formación Profesional, a la que recientemente nos hemos sumado desde el Grupo Red Eléctrica. La iniciativa busca fomentar las vocaciones en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas en niñas y jóvenes de nuestro país.

Y es que, sin duda, educar en la igualdad de oportunidades y competencias a través de referentes a las niñas y niños de hoy nos permitirá avanzar hacia un mañana más inclusivo y diverso.

Tribuna de Silvia Bruno, directora de Elewit y directora de Innovación y Tecnología en el Grupo Red Eléctrica.