Scoring, la herramienta para invertir en startups y lograr un 300% de beneficio

Lanzan CoSfera StartX, un programa de preaceleración de startups en Andalucía

Cómo valorar una startup en fase de semilla y el perfil que tenemos como inversor y cómo filtrar y diversificar nuestro dinero como para obtener beneficios hasta de un 300%. Estos son los principales objetivos del reciente Seminario de Análisis Económico-Financiero organizado por la plataforma de inversión colectiva Fellow Funders. Una introducción al mundo de la inversión alternativa, un sector “que ofrece unos altos rendimientos” pero porque “también los riesgos son elevados”.

Desde Fellow Funders hablan de “un arte” para referirse a la valoración de una empresa en “fase de semilla”. Un sector en el que es esencial conocer las “palancas de crecimiento” de la empresa en que valoramos depositar nuestro dinero, así como conocer qué tipo de “perfil de riesgo” tenemos como inversor. Es decir, conocer el importe total que deseamos destinar, el tipo de cartera que vamos a construir, el deathline o plazos necesarios para obtener rentabilidad, y los riesgos que podemos asumir en total en la cartera.

Así podremos realizar nuestro Scoring o herramienta para construir una “cartera de inversión alternativa de valor”. Una herramienta que nos permitirá establecer un filtro inicial de riesgos para determinar si un negocio es invertible o no, es decir, un sistema que nos permita “controlar los riesgos más básicos que pueden llevar implícitas todas la empresas” y crear una cartera “que nos dará muchas alegrías” en un sector inicialmente tan volátil.

A través del sistema elaborado por Rob Johnson, y que la propia Fellow Funders utiliza “como punto de partida en su plataforma”, el scoring, la valoración y la diversificación hacen posible reducir la probabilidad de default o imposibilidad de recuperar la inversión “al 60%-70%”. “Esto implica que -en el supuesto de un ‘Exit’ medio con un multiplicador 10 en el que solo dos de las 10 empresas no han quebrado- nuestra cartera total hará un beneficio del 300%”, que llevado a cinco años vista, “hace un rendimiento anual del 60%”, explica el resumen del seminario elaborado por Fellow Funders.

Desde la plataforma explican que, invirtiendo entre un 5% y un 10% como máximo, y una vez establecido nuestro perfil de riesgo, debe atenderse a seis aspectos de cómo desarrollar un buen scoring. Hay que conocer si la startup en cuestión tiene un MVP – Producto Variable Mínimo- tangible (es decir, que haya registrado las primera ventas y sea reconocible en el mercado);detectar las ventajas competitivas dentro de un entorno tan competitivo como el del emprendimiento.

También debemos comprobar el liderazgo del equipo y su flexibilidad ante diferentes situaciones; tratar de definir un timing del comportamiento de la empresa y el bien/servicio que ofrece; analizar la posible escalabilidad del negocio -es decir, que sea exportable a otras localizaciones nacionales e internacionales-; y pensar en el modelo de exit o desinversión de la compañía, es decir, cómo recuperaremos lo invertido.

A través de diversos sistemas de aproximación a las startups basados en elementos comunes como el mercado, los ingresos y el coste podremos entender el modelo de negocio de las empresas en que deseamos invertir, así como tratar el posible riesgo de todas de un modo más cómodo y evitar el enamoramiento inicial con alguna de ellas, un fallo habitual entre inversores.