Sotysolar, instalación fotovoltaica en casa por suscripción

¿Suscripción solar? ¡Sí!, así reduce el costo la startup Sotysolar de adquirir placas solares y con ello contribuir al impulso de las energías renovables.

El sector cleantech es un sector en crescendo en España, sobre por qué apostar por ello y qué desafíos supone, conversamos con Lucía Arribas, COO de Sotysolar.

“Por muchos motivos. Los principales son: por un futuro sostenible, y por la independencia energética. Si queremos que nuestros descendientes disfruten de un planeta adecuado, debemos reducir el uso de fuentes de energía convencionales y pasarnos a las energías limpias. El empleo de fuentes limpias en casa nos garantiza el consumo de energías que no dañan el medio ambiente y además nos hace menos dependientes de las grandes eléctricas”.

Desde los servicios, ¿cómo ha sido la adquisición de las personas u organismos?, ¿cómo lograr hacer más extensivo las energías limpias? Una de esas apuestas, ha sido el modelo de suscripción, ¿qué relevancia ha tenido?

Las personas están, en la mayoría de los casos, bastante concienciada de la necesidad de un cambio hacia las energías limpias, el problema es que falta información o la que tienen es confusa y no saben cómo pueden contribuir a ese cambio desde uno mismo.

Uno de los puntos en los que hay que trabajar es en llegar con información veraz a estos potenciales clientes. Con el modelo de suscripción, pusimos al alcance de todos el poder disfrutar de una instalación fotovoltaica en casa ya que no suponía una fuerte inversión económica inicial. Con el modelo de suscripción se eliminó una de las principales barreras que consideran los consumidores: el precio.

Muchos no saben lo que puede costar una instalación solar fotovoltaica y por ello ni se lo plantean, pero si te dicen que no hay inversión inicial, solo un pequeño pago mensual, te interesas por más información.

Gracias al modelo de suscripción, muchas personas pudieron comenzar a disfrutar del autoconsumo en sus casas. Además, nos ha supuesto un impulso para personas que, tras haberse informado, han decidido comprar la instalación de manera permanente para sus hogares.

¿Por qué cree que no solo en este sector de energía sostenible, sino de manera general, hay muy pocas mujeres directivas?

Porque el papel de la mujer en décadas pasadas estaba limitado a las tareas del hogar, pocas podían estudiar y menos, carreras de ciencias “típicas de hombres”. Con el paso de los años, el porcentaje de mujeres en las universidades ha aumentado y también en las carreras de ciencias.

Sin embargo, sí para llegar a un puesto directivo, por lo general, debes tener años de experiencia, pocas mujeres los tienen por lo comentado anteriormente. Además, a esto se suma que, habitualmente, la carrera profesional de la mujer se ve más afectada a la hora de ser madre que la de los hombres, en ocasiones, esto dificulta su ascenso profesional en las empresas.

¿Cuál es la importancia dentro de la organización de una startup del rol de COO o Jefe de Operaciones? y ¿cuál es su relación con los fundadores?

El jefe de operaciones, o en este caso jefa, es la responsable de que el departamento encargado de llevar a cabo las instalaciones funcione: desde la solicitud de licencias, realización de pedidos de material, coordinación de fechas de visitas e instalaciones, hasta las puestas en marcha, legalización, y resolución de incidencias en las plantas. Como nos gusta decir, somos el departamento que “hace posible el sueño de las personas cuando deciden elegirnos para pasarse al autoconsumo”.

La relación con los fundadores es muy estrecha, casi actuando como uno más de ellos. De hecho, en ocasiones yo también considero la empresa como si fuera propia, somos una gran familia.

Es este un sector de “regulación”, ¿hay algunas trabas que se puedan presentar en este sector específico (si tuvieran alguna) y cómo sortearlos?

Las principales trabas que nos encontramos se deben a la burocracia administrativa. Antes de hacer la instalación, encontramos las trabas burocráticas para los permisos de los ayuntamientos, y una vez hecha, para la legalización con la administración autonómica y las empresas distribuidoras y comercializadoras.

¿Crees que la empresa te trata de un modo diferente por ser mujer?

No, dentro de SotySolar no hay trato diferente por el hecho de ser mujer u hombre. Al inicio sí que hubo trato diferente, pero desde colaboradores externos a SotySolar, aunque al poco tiempo, al ver cómo trabajaba, eso cambió.

¿Has notado algún comportamiento machista dentro de la empresa? ¿Y desde fuera (instaladores, clientes…)?

Dentro de la empresa no, no ha habido ningún comportamiento machista, y aunque los fundadores son hombres, me tratan sin distinción ninguna. Desde fuera sí, al inicio con instaladores y distribuidores noté ciertos comentarios y actitudes machistas que desaparecieron con el tiempo, cuando conocieron y pudieron ver de primera mano mi forma de trabajar, cómo les ayudaba a resolver sus dudas y problemas.

¿Qué cambios te gustaría que se produjeran en tu entorno para conseguir un trato más igualitario?

Hasta que la figura de la mujer en las empresas del sector no sea relevante, inevitablemente van a seguir existiendo comportamientos machistas. Me encantaría que hubiera más mujeres instaladoras, para que no fuera raro, sino algo normal, como ya cada vez es más normal que haya ingenieras en todas las empresas.