Woman’s Week predica la “autoconfianza” femenina y el “valor de la diversidad”

(De izq. a dcha.) La moderadora, Elsa Martí Barcelo, junto a Ana González, Beatriz Faro y Teresa Busto, este lunes en Madrid. |FOTOS: Alberto Orellana

“El tema de la diversidad te lo crees o no te lo crees”. Para ello han venido este lunes las mujeres de la Woman’s Week Madrid. Para contarnos por qué es tan importante creérselo. Y por qué no es sólo posible, sino esencial, entender a ‘La mujer como transformador social y digital‘. Ese es el lema del programa de la Fundación Woman’s Week para visibilizar y reforzar el papel de la mujer en la sociedad profesional, que cerraba hoy la primera de sus cinco jornadas. Algunas, como Beatriz Faro, son ejemplos de éxito de una ‘Mujer al mando‘.

La presidenta regional de Pfizer ha planteado algunas de las claves para que aumente la presencia y el peso de las ‘mujeres al mando’ (título de la mesa redonda). Junto a otras dos directivas, Faro ha remarcado la importancia de “divulgar el valor de la diversidad” a nivel empresarial. “Tanto para hombres como para mujeres”, ha puntualizado. Lo dice una madre y farmacéutica de formación, que hoy dirige el mercado de medicina interna de la compañía en 57 países. Además es miembro del Comité de Diversidad de la empresa.

En dicho comité abordan los diferentes programas de motivación y herramientas de diversidad, como mejorar la autoconfianza de las aspirantes a puestos vacantes de relevancia. “Se trabaja el desarrollo personal y el role model”, ha comentado Faro. Porque ha aumentado el número de mujeres en las plantillas de las empresas, “pero en funciones de apoyo” como RRHH o informática, ha señalado. Y no hay apenas en áreas decisivas como ventas, logística o tecnologías.

A su lado ha estado otra líder con experiencia ejemplar. “Yo fui la tercera mujer que Procter&Gamble (P&G) contrató para un empresa en España”. Al igual que la anterior, Ana González ha compartido su trayectoria profesional y cómo empezó a “trabajar por la diversidad”. La directora de logística de clientes globales ha apostado desde sus diversos puestos de liderazgo -es presidenta también del Centro Español de Logística (CEL)- por aumentar el porcentaje de mujeres en las plantillas y sobre todo directivas de la empresa.

Como miembro del programa de talento Future Female Leaders, González ha remarcado la importancia de visibilizar los roles femeninos en áreas menos tradicionales entre mujeres. Eso y dar “acceso a sponsors” a aquellas que quieren ascender puestos. Porque el mentoring está bien, “pero el sponsor es el que más ayuda a subir”, ha dicho. Es clave conseguir cambiar “la cultura de la elección del talento”, como ha aportado Teresa Busto, vicepresidenta del grupo Airbus en España.

“Todos los puestos que he conseguido los he ido ganando yo, no me los han ofrecido; salvo el último”, ha relatado Busto. En su trayectoria ha resaltado que hay que “arriesgarse” y, en definitiva, “ser valiente”. Porque el miedo y la falta de “autoconfianza” son lastres que pesan todavía más en sectores masculinos. “Casi todas las mujeres que he encontrado tienen un momento en el que piensan que no son capaces”, ha apuntado. El apoyo masculino es importante, pero son mujeres como ellas las primeras que deben “perder el miedo” y “predicar con el ejemplo”, ha desgranado.

dav

“Ha habido personas que creían más que yo misma que podía” acceder a un puesto, ha compartido González. Las tres líderes empresariales han convenido que debe controlarse el “vértigo” que pueda tenerse ante puestos importantes. “Fui la primera en pedir la reducción de jornada en un puesto de administración”, ha ilustrado la de P&G. Por otro lado, para ser una buena líder, el feedback ha surgido como esencial para “realmente entender las necesidades de tu equipo”, ha argumentado Busto.