Madrid, a por los STEM desde la escuela

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, durante la presentación este lunes del plan educativo STEMadrid. FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro

Mientras la era de lo digital impulsa cada vez más a la sociedad a adaptarse a los modos y condiciones de la digitalización, las aulas universitarias han sufrido en los últimos años una importante caída en las matriculaciones de carreras científico-técnicas. Así lo aseguró Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid, en la presentación este lunes de la iniciativa STEMadrid en la Real Casa de Correos.

El plan, que se ha puesto en marcha este año en 26 centros escolares, pretende fomentar la motivación y curiosidad de los alumnos en las disciplinas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, promoviendo dichas carreras y haciendo especial hincapié en las alumnas para romper con la brecha de género existente actualmente.

“Debemos aumentar la formación en materias STEM. Nos encontramos con aulas del siglo XIX y tenemos alumnos del siglo XXI que son nativos digitales”, advirtió Begoña Rodríguez. La jefa de estudios del Instituto de Educación Superior Calderón de la Barca, especializada en Tecnología y Física y Química, sugirió impartir las clases partiendo de una “visión más amena, cercana, de lo habitual” mediante “métodos más prácticos”.

Begoña Rodríguez, jefa de estudios del Instituto Calderón de la Barca.

Así, optó por llevar a cabo proyectos en equipo de forma colaborativa, realizar talleres y experimentos, y hacer uso de aplicaciones móviles y herramientas de realidad virtual. Estos métodos deben ser inclusivos para animar también a la participación de las alumnas. “No es que a las mujeres no les guste la ingeniería, es que no la conocen”, aseguró Rodríguez.

 

Esta iniciativa supone, en palabras de Garrido, un “reto ambicioso” para el sistema educativo de la región. Esta ambición se traduce en el esfuerzo que deben realizar aquellos centros que quieran formar parte de la red STEMadrid, que deben modificar su modelo de enseñanza adaptándolo a las necesidades de estas materias, y formar a sus docentes. También se verá modificada la programación, que debe basarse en un eje temático, contener un plan específico para impulsar el talento femenino en estas disciplinas y potenciar el inglés científico.

Otro de los requisitos se centra en la participación de los estudiantes en ferias, congresos y seminarios, como ‘Cientifícate’, y actividades de promoción tecnológica y científica de la región. Para la implicación del alumnado, el plan potenciará, asimismo, la plataforma online Vivero STEMadrid.

El esfuerzo de las instituciones formativas por adaptarse a las materias STEM mediante la innovación en los métodos de enseñanza será recompensado con los premios y reconocimientos que la Comunidad de Madrid otorgará a estos centros, además de la creación de un sello de calidad que certifique dichas prácticas.

El gobierno regional, en palabras de Garrido, espera que esta iniciativa “suponga un antes y un después” en la enseñanza de la Comunidad. El objetivo, subrayó el presidente de los madrileños, es “que se extienda cada curso”. Para que eso sea posible, recordó, se precisa de la involucración y el compromiso de las empresas tanto en la organización de actividades para los alumnos como en la formación de los docentes. Los siete Institutos Madrileños de Estudios Avanzados (IMDEA), que son reconocidos en todo el mundo por su labor en investigación científica, ya colaboran con la causa.