¿Estás orientado al cliente? Con esta pregunta abrió Juanma Romero, director de Emprende, el espacio en el que Pilar Jericó, presidenta de Be-Up, desgrana las habilidades que todo emprendedor ha de desarrollar.

Para la experta, solo con un gran conocimiento de los clientes se tiene asegurada la supervivencia a corto plazo y los beneficios a medio y largo. ¿Su consejo? Conocerles en profundidad, preguntar sus necesidades, escucharles e incluso pedirles consejo para mejorar los servicios.

Aunque saberlo todo de un cliente es imposible, cuanto más se le conozca tanto a título profesional como personal, más fácil será entablar una relación duradera, expuso Pilar Jericó, quien añadió que hay clientes que ayudan a crecer los negocios más que otros, si bien un emprendedor necesita hacer sentir importante a todos por igual. “Nunca sabes dónde te puede venir una buena oportunidad”, avisó.

Según Pilar Jericó, se ha comprobado cómo las mejores innovaciones surgen de los clientes más atrevidos en sus planteamientos, asegurando que “personalmente, siempre han sido la mejor brújula a la hora de lanzar un negocio”.

Posteriormente, recomendó preguntar al cliente cómo mejorar, ya que su feedback es esencial para saber cómo ajustar la oferta. “Vivir de espaldas al cliente es morir a medio plazo”.

Para finalizar, Pilar Jericó dio estos tres consejos:

  • El sentido de una empresa son sus clientes. No lo olvides.
  • En la medida que les hagas sentir importantes y les crees valor, te ayudarán a construir tu compañía.
  • Estate muy cerca de ellos: pregúntales.