Miami, el “Silicon Valley de habla hispana”, puerta de entrada al mercado estadounidense

Santiago Canalejo (dcha.), Javier Palencia (centro), y Helen Crowley (izda.), durante la charla sobre las ventajas de Miami en la internacionalización de empresas. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro

La internacionalización es un paso clave en el crecimiento de cualquier empresa. Supone que una corporación, debido a su evolución y resultados, considera que puede tener éxito a la hora de enfrentarse a todo lo que implica operar en un mercado externo. Entre los mercados más cotizados para dar el salto, Miami se ha establecido en los últimos años como “una ciudad Hub”, según Javier Palencia, de la Cámara de Comercio en España.

Así lo afirmó este viernes en la charla que ofrecieron Miami-Dade Beacon Council y The Venture City en la sede de la última en Madrid. Representantes de la entidad estadounidense, corporación público-privada del condado Miami-Dade que facilita programas de crecimiento y expansión de negocios locales ofreciéndoles subvenciones de hasta 1 millón de euros, y The Venture City, aceleradora del ecosistema tecnológico que ofrece formación para ayudar al crecimiento y desarrollo empresarial, expusieron las razones que convierten a Miami en el mejor lugar para crear un negocio en el extranjero. En ella, según datos oficiales, ya hay más de 200 empresas españolas.

Tal es la importancia actual de Miami para las empresas españolas que, según Palencia, “hoy más del 40% de las organizaciones españolas que tienen intereses en Estados Unidos se encuentran en Miami”. Para el representante de la Cámara de Comercio, la ciudad estadounidense se ha convertido en “el Silicon Valley de habla hispana, de la empresa hispana en general. Y está creciendo”.

A pesar de que, según defendió Palencia, “estar en Miami es estar en contacto con 20 países de Latinoamérica”, lo que ofrece numerosas oportunidades a las empresas españolas, lo cierto es que en España “hay miedo al fracaso y no debería, porque es parte del trayecto. En EEUU consideran que hay que tener fracaso para tener éxito”, declaró. Sin embargo, el experto también advirtió de la importancia de “no considerar que porque un proyecto haya tenido éxito en España va a tenerlo en el exterior, hay que empezar de cero”. Apostó, además, por “americanizarse y tener mucha humildad al llegar” a un mercado que consideró “muy competitivo por su diversidad”.

En relación al éxito, Santiago Canalejo optó por “entender lo que supone crecer y tener éxito en cada mercado”. Según concretó el COO de Venture City, “la industria de sistemas americana ha valorado Miami en el puesto número 2 de creación de startups en 2017”, lo cual supone una “posición de liderazgo impresionante”. Canalejo coincidió en el carácter competitivo del mercado estadounidense pero aseguró que Miami tiene un gran “potencial de desarrollo para nuevos proyectos. Es muy accesible y tiene una gran diversidad, lo que supone una oportunidad muy grande para encontrar talento diverso”. Por ello, animó a “darla a conocer” a muchos emprendedores que no conocen sus ventajas porque, según afirmó, “va a facilitar la entrada de muchos de ellos”.

Al contrario de lo que algunos de los asistentes a la charla creían, Canalejo comentó que EEUU “es un país muy práctico en el que no hay ningún freno o impedimento”. Así, habló sobre la “ausencia de impuestos sobre la renta” y los impuestos “muy favorables” con los que las compañías cuentan en dicho mercado. En él, expuso, “ya hay más de 40 fondos de capital semilla e inversores privados y más de 10 aceleradoras e incubadoras”.

En el mismo tono se expresó Helen Crowley, de la Oficina de Comercio Exterior de la Embajada de EEUU en España, al defender que “la inversión exterior sigue teniendo apoyo total de la administración estadounidense”. La representante del gobierno norteamericano aseguró que “desde EEUU sigue habiendo apoyo e interés”, tanto que, dijo, han creado Select Us, oficina que “promueve la inversión”.

Crowley especificó que el año 2016 acabó con una inversión española de 70 billones, lo que indica que “la inversión desde España sigue aumentando”. En su consideración, Miami es una importante puerta para las empresas españolas al mercado estadounidense porque permite a los emprendedores hacerse a la idea de cómo funciona realmente este mercado. “Permite a las empresas hacerse con EEUU porque es una mezcla”, definió. Para que estos trabajadores den el paso de internacionalizarse, la representante americana recordó el “apoyo tremendo” que se lleva a cabo desde las oficinas de desarrollo y aconsejó que recopilen la máxima información para ver si dicho paso es viable en su negocio.

Representantes de Miami-Dade Beacon Council, al final de la jornada.

Tanto Palencia como Canalejo se mostraron de acuerdo con que no se han endurecido las leyes en contra del comercio hispano en EEUU. Según analizó el representante de la Cámara de Comercio, la supuesta falta de apoyo a la inversión hispana en EEUU no ha sido otra cosa que parte de la razón de Trump. Así, dijo que “se está llevando la misma política que hace unos años y no hay ninguna limitación”.

En una segunda parte de la jornada, representantes del Miami-Dade Beacon Council alertaron sobre la importancia de tener un aliado, ‘partner’ o ‘best friend’ para integrarse en el mercado estadounidense. En su opinión, tras lograr ese aliado, que bien puede ser un patrocinador o un cliente, es fundamental delimitar su producto, la solución que la empresa ofrece, para, posteriormente, analizar el “ecosistema abierto” que es el mercado norteamericano y encontrar contactos y vías para comercializarlo. Recordaron, además, que en 2015 el volumen de negocio de importaciones y exportaciones llegó a los 923 millones, procediendo de España 576 de ellos.

Dejar respuesta