Coca-Cola impulsa la “audacia” y la innovación emprendedoras para evolucionar

Coca-CEOE
Juan Ignacio Elizalde, director general de Coca-Cola Iberia, este martes en Madrid. | FOTOS: MARTA PEIRO

El director general de Coca-Cola Iberia, Juan Ignacio Elizalde, ha asegurado este martes que la compañía de bebidas más potente del mundo está “impulsando aptitudes y talentos” enfocados a trabajar con la “mentalidad del emprendimiento”. Uno de los ejes que configuran las profunda transformación que la marca está abordando para atender las nuevas premisas de la economía. Así lo ha expresado durante el encuentro CEOECEPYME organizado en el Hotel Wellington de Madrid.

Es decir, la compañía busca pensar de forma disruptiva y ser “audaces” para innovar “como las startups” emprendedoras y “buscar antes el progreso que siempre la perfección”. Para Elizalde, hoy ya “no hay que esperar a que el proyecto esté listo al 100%, o hacer un estudio de mercado de millones de euros” para asegurarse no fallar con un lanzamiento. “Hoy parte del negocio tiene que ser trabajar con nuevas marcas. Tomar riesgo para ir más allá, aprender y seguir adelante”, ha explicado.

Para que esa evolución de la empresa tenga éxito hay que cambiar las formas de trabajar y actuar tanto de cara al exterior como al interior de la entidad. Cuatro líneas de aptitudes y talentos vertebran este cambio en Coca-Cola Iberia: Ser inclusivos y trabajar de forma integral y transversal, para innovar con nuevos productos. Ser curiosos para “buscar oportunidades, ideas, productos y tendencias”, según ha dicho su director general.

Empoderar a los equipos de la marca para crear y desarrollar los proyectos. Y asumir esa mentalidad disruptiva del emprendimiento. Todo siempre apoyado en la que sigue siendo, según Elizalde, una de las prioridades en Coca-Cola: tener al consumidor “como centro de todo”. La marca, que cumple 65 años en España, continúa un año más como la “más elegida por los hogares” en nuestro país.

Se presta “mucha atención” a las opiniones de los millones de clientes de la marca de bebidas fundada en 1883. El consumidor de hoy no es el mismo que el de la llegada del refresco a España (1985). Hoy el consumidor no sólo pide un producto que sea bueno, sino que la “experiencia que hay alrededor” del mismo también lo sea. Además, el cliente pide “transparencia” y presenta una “enorme preocupación por la salud”. Algo que “tiene todo el sentido” teniendo en cuenta el aumento de la esperanza de vida, ha defendido Elizalde.

Por ello, la compañía busca mantener su capacidad de impacto social ampliando su catálogo de productos (con bebidas de semillas y refrescos orgánicos), al tiempo que se enfrenta a uno de los problemas “de fondo” de la sociedad: menos azúcar. “Somos conscientes de que muchas personas están preocupados por reducir su consumo de azúcares añadidos”, ha reflexionado el director general.

Según ha expuesto, Coca-Cola Iberia ha reducido desde el año 2000 “un 45%” el contenido medio de este ingrediente por cada litro de sus productos. No obstante, Elizalde ha dejado claro que, si bien esta modificación “es un camino de ida”, no debe “discriminar una línea de producto o ingredientes específicos” de la marca. El directivo ha apostado por “reformular productos” reducir el contenido de azúcar, como hace “la industria en general”.

Dejar respuesta