El marketing de mañana será más rápido, divertido, social y “entre personas”

Mientras seamos capaces de “romper la lógica” con la que parecen trabajar mejor las máquinas, “el factor humano seguirá siendo importante y transformará la tecnología”. Este es uno de los factores que, según Carlos Molina, va a marcar las ‘Tendencias en Marketing y Comunicación Digital Para 2019‘. Como general manager de Best, ha abierto este jueves la presentación en Madrid del ensayo que la consultora ha publicado con este título. [Consulta aquí el texto].

Especializada en estrategia digital y comunicación, Best reúne desde hace 20 años a expertos para “arriesgar” y avanzar, esta vez, cómo actuarán ‘La generación que transforma la tecnología’, según reza el eslogan del texto. Este año 17 expertos han puesto sus conocimientos para tratar de aventurar lo que el contexto actual nos dice que se aproxima en materia de marketing y comunicación. El contenido ‘gamificado’, y el foco en los sentimientos, el arte, los Z, y los movimientos y valores sociales son ejemplos de ello.

Llegarán tendencias o, como en el caso de los chatbots, “realidades”. Santiago Gimeno, socio director de ‘480’, ha afirmado que son “la siguiente pantalla”. El siguiente paso a la hora de comunicarnos entre nosotros. Tendremos las conversaciones más rápidas, ágiles y satisfactorias que nunca hemos tenido. Y todo a través de una máquina para conectar a empresas y personas, según ha explicado. Al implantarlos en chats como el de WhatsApp, se permiten respuestas “en tiempo real”, a diferencia del correo electrónico, ha destacado.

Molina Best
Carlos Molina, director general de Best, este jueves en Madrid. | FOTO: Alberto Orellana

Otro de los aspectos defendidos por los expertos del ensayo ha sido el entretenimiento como herramienta para llegar mejor al cliente. Diego Rivera, director de estrategia y creatividad de Best, ha apostado por el poder de la ‘gamificación’. Para él la clave es lograr la atención de un cliente que tiene “un sentido lúdico de la vida”. Y que cada día “mira 150 veces su teléfono” y recibe más de “3.000 estímulos publicitarios”, ha dicho. Pero si el cliente “se siente escuchado”, la publicidad que vea retendrá más su atención, le ofrecerá una experiencia más divertida y con ello recordará mejor esa imagen de marca.

El marketing y la comunicación digital deberán atender a grupos como los millennials. Pero ya serán muy adultos y buscarán la confianza en las marcas de manera diferente hasta ahora. Será muy importante su “autonomía para buscar la información” con la que “resolver un problema”, ha dicho Molina. “Queremos ser los que demos el primer paso”, ha detallado.

No obstante, el contenido siempre será clave. Y se gestionará “entre personas”, como ha defendido el especialista Jesús Pacheco. Sólo así se evitará caer en mensajes que buscan la emotividad únicamente para conectar con el cliente. Hay que alejarse de “populismo publicitario” para “volver a ganarse la confianza” del usuario, ha declarado. En esa misma línea, Blanca Morales ha subrayado el cuidado que deben poner las empresas en sus campañas publicitarias.

Según ha descrito, es importante tener en cuenta el riesgo reputacional que se corre cuando las empresas “adoptan” eslóganes sociales expandidos por las redes. Como ha ocurrido al “mercantilizar el feminismo”, según titula su apartado en el libro. Usar esas proclamas “está bien”, pero según la directora de clientes de Best, debe hacerse con “coherencia”. De lo contrario se correrá un gran riesgo al vender con un mensaje que no se corresponde con los valores de la empresa.