El programa Spain Tech Center (STC) para startups llegará a Israel este año

STC 7 Mad
(En primera fila de izq. a dcha.) Javier Sierra ICEX), Christian Prada (STC) y José Manuel Leceta (Red.es) junto a los directores de las 10 startups del séptimo programa de inmersión STC, este lunes en Madrid. | FOTO: ICEX

El programa de asesoramiento para startups españolas Spain Tech Center (STC) que opera en Silicon Valley (San Francisco), ha anunciado este lunes que ampliará su cobertura geográfica al mercado de Israel en Tel Aviv. El convenio entre ICEX y Red.es apuesta ahora por llevar el emprendimiento “de ambición internacional” al país con más emprendedores tecnológicos per cápita, según datos del Foro Económico Mundial. Un mercado de “referencia mundial”, como ha dicho José Manuel Leceta, director general de Red.es.

“El convenio del acuerdo está todavía en una fase incipiente”, mientras se preparan los detalles del concurso, que se materializará “en las próximas semanas”, según ha indicado Javier Serra. El director de internacionalización de ICEX ha señalado que tienen “previsto contar con un gestor para antes del verano, y que el STC sea una realidad y empiece a funcionar durante este año”.

El anuncio llega tras su publicación en el BOE y coincidiendo con el inicio de la séptima edición del programa de inmersión en San Francisco. Se trata de “poner al alcance de los emprendedores españoles” el acceso a “dos ecosistemas -Silicon Valley y ahora Tel Aviv- que ya trabajan en colaboración”, según ha dicho Leceta.

STC 7 Mad 1
José Manuel Leceta, en la apertura de la rueda de prensa en el STC de Madrid. | FOTO: Alberto Orellana

El programa ha reunido a 10 startups tecnológicas a las que ofrece tres fases (Orientación, validación e inmersión) y funciona “como una aceleradora”, ya que “es como si -desde el STC- invirtieran” en la empresa participante. El gestor directivo del programa STC en San Francisco, Cristian Prada, ha explicado que, aunque “no hay participación económica” en las startups, se va “más allá” del mero programa. Es decir, se facilita una red de “antiguos alumnos” de años anteriores y se incluyen dos semanas en San Francisco “con posibles clientes, socios o inversores”, ha dicho.

Es, por tanto, un programa “selectivo” en el que se tienen principalmente en cuenta tres elementos: producto, atracción y encaje. La empresa debe ofrecer un producto “atractivo”. El negocio debe tener “un producto mínimo viable” haya generado una atracción real en el mercado local. Y a continuación se valorará si realmente “vale la pena el salto” al mercado norteamiercano, al ser a través de un ecosistema tan competitivo como el de Silicon Valley.

Para evitar las sorpresas y complejidades de aspecto legal que se puedan producir al llegar a este mercado, Prada ha señalado que desde el STC buscan a una startup que tenga todo lo anterior; que “haya hecho los deberes”. Finalmente se analiza si el producto de dicha empresa “tiene cabida” en Estados Unidos (EE.UU.). Hasta la fecha más de 700 emprendedores y 500 empresas han pasado por el programa del STC. De ellos, un 80% han captado clientes y un 40% “tiene presencia” en EE.UU.

Dejar respuesta