“Gran parte de nuestros intraemprendedores son científicos y están fuera de España”

Los ponentes del taller ‘Creación de Startups: Una Oportunidad para el Emprendimiento Científico’, Pedro Aceituno y Luis Tamón (2º y 3º por la izq.) este jueves en la sede del Parque Científico de Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

Muchas veces, cuando hablamos de emprender “nos asustamos”, porque sabemos todo lo que implica crear desde cero un proyecto empresarial. Pero existe otra palabra muy similar, y que además “puede incluso conectarse con la inserción laboral: intraemprendimiento”. También para aquellos investigadores científicos que tienen una idea y quieren llevarla al mercado, pero no se atreven por temor a la falta de tiempo y de recursos para emprender.

Así lo ha defendido este jueves Pedro Aceituno, Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales y profesor de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA). Lo ha hecho durante un taller práctico organizado por la startup Aratech en colaboración con la Fundación Parque Científico de Madrid (FPCM). Su objetivo: constituir una ‘Oportunidad Para el Emprendimiento Científico‘. Por ello Aratech y el CEF.- Centro de Estudios Financieros han convocado la 3ª edición del Concurso InnovaCEF.      Pero, ¿qué significa intraemprender?

Un intraemprendedor es “una persona que está en una organización (empresa, universidad, centro de investigación…) y desarrolla o está implicada en una nueva línea de negocio, es decir, está reportando ingresos a su empresa”, ha definido Aceituno. Con datos del indicador global de emprendimiento (GEM, por sus siglas en inglés), Aceituno ha remarcado la importancia de potenciar el intraemprendimiento en España. En 2015, la tasa de científicos que intraemprendían fuera del país era “22 veces” la española.

“Gran parte de nuestros intraemprendedores son científicos y están en el exterior”, ha reflexionado. “Toda esa gente que tiene que ayudar a generar innovación en las empresas, gran parte la tenemos fuera” ha dicho. La figura del intraemprendedor es interesante porque no precisa atender “costes de la estructura (contabilidad, gestión de gastos…)” propios del emprendedor. “Tú sólo te centras en tu idea”. “Ahora mismo, tanto para la creación de empleo como para mejorar la competitividad, el intraempredimiento es mucho más interesante para un país”, ha resumido Aceituno.

Además, muchas de las capacidades del emprendedor “son también aplicables al intraemprendimiento”, según ha explicado Luis Tramón, profesor de Emprendimiento y Gestión de Proyectos Ágiles del CEF.-. Como CEO de Aratech, ha explicado por qué fases debe pasar todo emprendedor que trata, en definitiva, de “llevar a cabo una idea al mercado”. Tramón ha dado una clase de carácter claramente instructor sobre el ecosistema emprendedor para entender, para empezar, conceptos como startup.

Una startup no es sólo una empresa de reciente creación y base tecnológica como se cree. Sino que se diferencia por su carácter “innovador”, ha planteado. Y esta innovación puede ser o “radical” (disruptiva), o “incremental” (de mejora). Y paradójicamente, frente a lo que se piensa, la mayoría de las empresas del mundo “han hecho innovación incremental”, ha recalcado Tramón.

El profesor de MBA del CEF.- ha diferenciado también las startups de las scaleups y ha desgranado los tres pilares fundamentales del emprendedor: Generar un MVP (producto mínimo viable), obtener feedback del cliente y aprender a corregir el producto. Si se hace bien puede darte para mucho tiempo: “Google vive de productos sin terminar, porque está constantemente en contacto con nosotros”, ha comentado Tramón.