Panstar, Vincci y Matarromera, a la final del ‘EY Emprendedor del Año 2018 España’

Emprendedor del Año EY
Luis Arias (Director de Relaciones Institucionales y Open Programs Madrid de IESE), Carlos Calero (Director General y Consejero Delegado de Vincci Hoteles), Isabel Martínez (Presidenta Grupo Panstar), Carlos Moro (Presidente de Bodegas Familiares Matarromera), Javier Lantero (Presidente de Honor y Fundador de la Fundación Tomillo), Luis Hernández (Consejero Delegado de BNP Paribas Wealth Management) y José Luis Ruiz, Socio de EY, responsable del Premio Emprendedor del Año. | FOTO: EY

Carlos Calero (Director General y Consejero Delegado de Vincci Hoteles), Isabel Martínez (Presidenta de Grupo Panstar) y Carlos Moro (Presidente de Bodegas Familiares Matarromera) representarán a la Zona Centro en la final nacional del Premio Emprendedor del Año de EY 2018. Los tres han sido seleccionados durante la gala celebrada este jueves en Madrid. Además se ha entregado un Premio al Emprendedor Social a Javier Lantero, fundador y presidente de honor de la Fundación Tomillo.

La firma internacional de asesoría Ernst&Young celebra por 23ª ocasión los premios para dar un “homenaje a emprendimiento”, ha defendido Cecilia Bonet, del copatrocinador BNP Paribas. Todo ello en un momento de “gran turbulencia económica y geopolítica”, ha valorado. El objetivo es “entender las historias que hay detrás de cada candidato”, como ha recalcado José Luis Ruiz, Socio de EY y quien ha llevado las riendas de los premios.

Aunque en realidad sólo se han seleccionado los finalistas de la edición en España en la zona centro (incluye Madrid, las dos ‘Castillas’ y Asturias). Quien sí ha recibido un premio ha sido Lantero, por su Fundación Tomillo. En sus palabras de agradecimiento ha resaltado el papel de su organización en la sociedad “a través de las personas”, creando “modelos de trabajo colaborativo” con las empresas. De esta manera, ha dicho, se “integra” a los ciudadanos y se “canaliza” de alguna forma la propia responsabilidad social corporativa.

Tanto él como los demás premiados han hecho hincapié en los rasgos de las empresas familiares, como los son las suyas.

El presidente de las Bodegas Matarromera ha resumido tres de esos factores que son esenciales en toda empresa. Y que en su caso lo han llevado a orientarse “hacia la máxima calidad” allí donde estén. Se trata de buscar valores “más allá de la facturación”, que la empresa abrace la “sostenibilidad”, e internacionalizarse pero “dando valor al producto”. Algo que él ha logrado a nivel local en zonas rurales de España, respetando la naturaleza y persiguiendo el “reconocimiento” de los productos españoles en todo el mundo.

Isabel Martínez, por su parte, ha subrayado la importancia de transmitir en el Grupo Panstar los valores que le inculcaron desde pequeña, y que considera “atemporales: Crecer con honestidad y ser ejemplar” (entre otros). Además, ha aconsejado a los demás empresarios asistentes a “no perder nunca la identidad” y ha centrarse en las “personas y el talento” en cada transformación que sufra la organización.

El representante de un sector tan “competitivo” y “atomizado” como el turismo, Carlos Calero, sabe bien a qué se refiere. El delegado de Vincci Hotels ha demostrado la importancia de impregnar de esa “personalidad” al producto que ofreces. Sobre todo si, como él, trabajas “con y para las personas”, ha dicho. Con sus hoteles ha buscado ubicar y dotar de rasgos únicos a cada alojamiento, al tiempo que afronta el reto más importante de todo emprendedor con una empresa familiar. Y que no es otro que “transmitir esa filosofía” de la familia “a cada uno de los empleados”, de modo que “de igual quién esté al frente”.