Cuando una startup se expande, la mudanza

Con la llegada del fin de curso académico comienzan a surgir los planes de cambio, no sólo de vida, sino también en lo profesional. Por eso, muchos emprendedores aprovechan este momento de vacaciones para hacer cambios en su empresa, expandirse o simplemente mejorar las condiciones de sus instalaciones, mudándose a una oficina mejor.

Pero la mudanza suele ser una tarea bastante difícil, sobre todo en el sector del emprendimiento, ya que a la tarea de traslado hay que sumarle el continuar con el trabajo del día a día, así como controlar las finanzas para que el traslado no se coma parte de los beneficios que tanto esfuerzo han costado.

Por eso, hay que seguir una serie de consejos en la expansión o el desarrollo de un negocio -con traslado incluido- para que no se convierta en una pesadilla y por qué no, para una ayuda extra con demás objetos grandes, consultar el precio de alquiler de furgonetas y vehículos, aprovechando así este clásico servicio.

Planifica con antelación

En un sector como el del emprendimiento donde se ha visto un incremento del número de autónomos en los últimos seis años, como se desprende en los últimos datos de la Encuesta de Población Activa la planificación da el poder. Un buen plan para todo tipo de decisiones es vital para el desarrollo de una startup, desde la elaboración de un plan de negocios, hasta la elaboración de las estrategias de marketing que se deben realizar. Por ello, no es raro que también sea necesario planificar un traslado o una mudanza con tiempo. Elige el mejor momento, donde no haya demasiada carga de trabajo y donde exista la posibilidad que los que se vean involucrados en esta tarea puedan ser ayudados en la realización de sus tareas diarias por otras personas de la compañía. Agosto puede ser un buen mes, ya que el número de trabajadores se reduce considerablemente, así como la carga laboral que tienen que soportar, por lo que puede ser un buen momento para realizar este tipo de trabajo.

Coordinación entre departamentos

Una vez decidido el mejor momento para el traslado, toca organizar a los trabajadores y los departamentos externos, como pueden ser electricidad, compañías telefónicas o servicios de internet. Todos deben estar coordinados con una buena comunicación y trabajando al unísono para que así los imprevistos de última hora sean sólo eso, imprevistos que se pueden solucionar fácilmente gracias al trabajo de los empleados. Es recomendable realizar un inventario, no sólo del material, sino también de los objetos personales de los que se dispone, para que así no haya problemas a posteriori y el trabajador pueda sentirse como en casa cuando se encuentre en el nuevo espacio.

Elige servicios de ayuda y ahorra

El emprendedor siempre tiene que estar pendiente de ahorrar y de no salirse del presupuesto. Por eso, conviene realizar una búsqueda previa para conseguir el mejor precio posible, así como un buen servicio que se adapte a las necesidades de cada emprendedor. No sólo hay que tener en cuenta los servicios de mudanzas al uso, sino también la posibilidad de alquilar vehículos para así poder realizar el traslado del personal. Eso es precisamente lo que ofrece la compañía Esteban Rivas, una empresa de alquiler de vehículos de todo tipo como coches, autocares, microbuses, minibuses y furgonetas que cuenta con 63 años de historia y que ofrece la posibilidad de alquilar vehículos para este tipo de situaciones.

Mudanza por fases, paso a paso

Cuando se trata de un traslado de grandes dimensiones, como puede ser el de una pequeña y mediana empresa, lo mejor es establecer fases a lo largo de un periodo de tiempo en el que se puedan ir cumplimentando a la vez que se combinan con el trabajo diario de la empresa.

Analiza y evalúa los resultados

Una vez realizado el traslado, hay que comprobar que todo está hecho perfectamente, desde las instalaciones de electricidad, agua, internet y demás cuestiones básicas, hasta el control del material y del inventario. Así que dedica algunos días a comprobar que todo está en su sitio, que los trabajadores se sienten cómodos y que no existen incidencias.