Crean productos de uso cotidiano con bioplástico y plástico procedente de los océanos

El cambio hacia la sostenibilidad empieza con pequeños hechos rutinarios. Es la filosofía con la que nace Todarus, una startup española que pretende dar una solución a las toneladas de plásticos que se acumulan en los océanos cada día, sustituyendo los productos de uso cotidiano habituales por otros fabricados con materiales sostenibles, según explica en una nota.

Por un lado, producen objetos que se crean a partir de bioplásticos, un material biodegradable y pionero que permite sustituir al plástico que procede del petróleo por un material con propiedades similares pero hecho a partir de materiales orgánicos como el lino. De esta manera, se garantiza que tras usar los cepillos de dientes de Todarus se puede apartar con la seguridad de que se va a desintegrar con el paso del tiempo (el cepillo se puede enterrar en el jardín de casa y se desintegrará con el paso de los meses).

Lo mismo sucede con las pajitas que ofrece Todarus que están empezando a llegar a distintos bares y restaurantes de nuestro país. Están hechas a base de materiales biodegradables y, por lo tanto, no impactan negativamente sobre el medio ambiente.

Por otro lado, Todarus ofrece productos que se crean a partir de plásticos reciclados. En este caso, la startup social ha puesto en marcha varias acciones de recogida de residuos del mar, dentro y fuera de España.

De hecho, en el mes de octubre, el equipo de Todarus va a comenzar un proyecto en Indonesia donde va a establecer equipos de trabajo con comunidades locales. El objetivo es darles un trabajo digno y ofrecerles la infraestructura para que lleven a cabo la recogida de plásticos que se acumulan en algunas de las reservas de la biosfera más importantes del mundo. Después el plástico se tratará en la fábrica de procesado financiada por Todarus, de donde saldrá el material para crear los nuevos productos que la startup social pondrá a la venta en su página web.

Actualmente, Todarus ofrece a través de su tienda online (www.todarus.org) además de pajitas y cepillos de dientes sostenibles, la Eco-bottle, una botella que dura de forma ilimitada que pretende terminar con el uso indiscriminado de botellas de plástico.

Para adquirir estos productos, el usuario tiene que hacer una compra anticipada de con un modelo de micro financiación (se compra y reserva el producto antes de que esté fabricado). De esta manera las compras cotidianas sirven también para financiar proyectos, ya que en el momento de hacer el pago, el cliente puede elegir entre plantar un árbol o reciclar un kilo de plástico del mar, proyectos que llevan a cabo desde la ONG Trees4Humanity a donde destinan el 100% de los beneficios.

Además, Todarus ya está investigando el uso de los bioplásticos en nuevos productos presentes en nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, bastoncillos o bolsas de plástico, dos productos que estarán prohibidos por la Unión Europea en los próximos años.