Emprendedores en serie: las claves para triunfar impulsando tus ideas

La subida del listón de la selección económica: emprendimiento en la era digital

Algunos a raíz de la crisis, otros por el auge de las nuevas tecnologías, otros por ambas razones…los emprendedores se están convirtiendo en una importante fuerza del mercado con sus startups, y muchos han lanzado varias compañías. Tal es su relevancia que Spain Startup-South Summit ha llevado a cabo un Mapa del Emprendimiento para poder analizar los factores que definen e impulsan el éxito de estos trabajadores incansables ante la innovación.

  1. Confiar en una idea: crear una startup supone un reto que no da beneficios económicos a corto plazo, sino que puede llevar a perder bastante dinero invertido. Al haber empezado de cero con varios proyectos, un emprendedor en serie sabe que debe creer en sus ideas con pasión en todas las etapas de su desarrollo y crecimiento si quiere que estas triunfen a largo plazo.

  2. Capacidad de resiliencia: a lo largo del proceso se sumarán numerosos fracasos. Los emprendedores en serie son conscientes de que no deben dejarse llevar por los obstáculos. Al contrario, la clave es seguir adelante, con trabajo y esfuerzo constante.

  3. Definir los objetivos: una empresa debe crecer siempre en función a unas metas previamente establecidas, que definirán sus actuaciones. Dichas metas deben ser perseguidas a pesar de los obstáculos existentes a lo largo del camino.

  4. Comunicación con los inversores: los emprendedores deben tener capacidades para desenvolverse ante un inversor y posible cliente. Hay que distinguir el mejor momento para vender la idea y trazar un plan de negocio que justifique la inversión. La experiencia de aquellos que han creado varias startups aumenta las capacidades orales y de venta en persona.

  5. Conocimiento del mercado: lanzar un producto al mercado requiere de conocimiento del mismo para detectar la demanda y ser capaz de satisfacerla. Los emprendedores con experiencia suelen tomar mejores decisiones al conocer el terreno de juego y sus jugadores y ser capaz de intuir y analizar.

  6. Un equipo formado y multidisciplinar es indispensable: todo emprendedor debe contar con profesionales con talento que estén comprometidos con su idea. Para tener éxito, lo mejor es que el equipo de trabajo esté compuesto por personas con perfiles variados que posean tanto estudios en ingeniería y ciencias sociales como humanidades. Además, los trabajadores deben ser flexibles, organizados y resolutivos, siendo capaces de contemplar numerosas perspectivas en caso de problemas y resolviéndolas con calma, perseverancia y pasión.

  7. Atracción por la innovación: los emprendedores en serie quieren retarse continuamente y averiguar qué novedades pueden crear para satisfacer necesidades por medio de la innovación.