Entrevista. Fisiobárica: el emprendimiento más ‘oxigenado’